Músculos primarios incluidos en ejercicios de Halo

Los ejercicios de Halo ayudan a construir músculos en la parte superior de tu cuerpo, pero apuntan a tus hombros y más que nada a los músculos de apoyo. Estos ejercicios normalmente requieren de una pesa rusa, lo que significa que debes utilizar tus músculos para generar una presión para mantener la pesa bajo control en todo momento. Esto hace que estos ejercicios sean efectivos tanto en lo cardiovascular como en resistencia, haciendo que tu cuerpo trabaje sin descanso durante las repeticiones.

Realizando el halo

Para realizar el ejercicio de halo, toma una pesa rusa del peso deseado. Si no estás familiarizado con este ejercicio, busca una pesa más liviana, como de 5 a 10 libras. Mantenla hacia abajo frente a una cadera con ambas manos en la manija, luego levántala en diagonal sobre el hombro opuesto. Con un movimiento fluido, mantén la pesa sobre tu cabeza, en círculos alrededor de la nuca, luego bajando desde el otro hombro hasta terminar diagonalmente en la cadera opuesta desde donde comenzaste. Mantén la espalda recta durante el movimiento.

Los músculos principales en acción

El foco primario de este movimiento es en tus hombros y la zona alrededor de los hombros. Esto incluye los deltoides y los trapecios que van por la parte superior de tu espalda. Los ejercicios de halo activan los músculos pectorales del pecho para ayudarte a levantar los brazos, así como los tríceps para mover el peso detrás de tu cabeza.

Músculos que estabilizan

Mantener una postura y una forma adecuada, hace que otros músculos entren en acción para realizar el ejercicio de halo. Contraer los abdominales para ayudar a mantener la espalda recta trabaja la cadera, incluyendo los oblicuos mientras giras el peso de un lado del cuerpo al otro. Mantener los músculos traseros, los glúteos contraídos también ayuda a mantener la postura y ofrece apoyo para la baja espalda.

Cuánto es suficiente

Al agregar ejercicios de halo en tu entrenamiento, hazlo en incrementos temporales en lugar de contar las repeticiones. Combina los halos con otros movimientos de pesas rusas o agrégalos a la rutina de entrenamiento existente. Apunta a un minuto de rotación en sentido horario y un minuto rotando en sentido antihorario, aunque podrías tener que trabajar un minuto completo en cada dirección. Realiza halos por lo menos tres veces por semana si lo deseas.

Más galerías de fotos



Escrito por rob harris | Traducido por sebastian castro