Músculos que duelen al hacer kick boxing

El kick boxing es un deporte arte marcial popular que es muy similar al boxeo regular, sólo que utilizas las piernas en lugar de depender de puñetazos para derrotar a tu oponente. Es una gran forma de ejercicio y excelente para el fortalecimiento de todo el cuerpo. Aunque el kick boxing trabaja casi todos los grupos principales de músculos del cuerpo, el tríceps y bíceps, los deltoides, los abdominales, los cuádriceps y los músculos de la espalda son los músculos que más se adoloran después de una sesión de entrenamiento de kick boxing.

Se involucran los cuádriceps

Aunque el kick boxing trabaja las pantorrillas y otros músculos de las piernas, son los músculos cuádriceps, en la parte delantera de los muslos, que reciben el mayor entrenamiento. Lanzar golpes con las rodillas y patadas son acciones que tienen efecto en los cuádriceps. Estos músculos son a menudo los que más se irritan tras practicar kick boxing, porque la mayoría de tu energía proviene de las piernas. Incluso cuando lanzas puñetazos o codazos estás utilizando tus piernas, ya que es la parte del cuerpo de donde se genera la energía.

La fuerza está en los deltoides

Los hombros, es decir, los músculos deltoides que se extienden por la parte delantera y superior de los hombros, juegan un papel muy importante al lanzar puñetazos. Los hombros son particularmente importantes para la resistencia del brazo, y tal vez te des cuenta que el dolor y la fatiga se presentan en los hombros antes de que en los brazos, tras una sesión de kick boxing.

Abdominales y músculos centrales

Los músculos abdominales son los músculos principales que conforman el centro de tu cuerpo, y se utilizan en casi todas los movimientos de los que hace uso el kick boxing. Cuando lanzas jabs, ganchos, pateas, esquivas golpes o simplemente te mueves, los músculos abdominales se encuentran en movimiento. El kick boxing trabaja los músculos abdominales frontales, en particular, el músculo recto abdominal, que se compone realmente de dos músculos paralelos idénticos y se extiende desde la parte inferior de la caja torácica justo por encima del hueso de la pelvis.

Los brazos para los puñetazos

A pesar de que las piernas son una parte importante en el kick boxing, el dar puñetazos es una de las acciones más confiables; los músculos de tus brazos juegan un papel importante también en este caso. Tus tríceps y bíceps se utilizan para dar puñetazos y codazos. Los tríceps son para la velocidad en los golpes rectos, mientras que los bíceps se ejercitan al lanzar jabs o ganchos. Necesitas brazos rápidos y poderosos para hacer kick boxing, y definitivamente sentirás los efectos en tus brazos. El extensor y los músculos flexores de la muñeca también son empleados en gran medida en este deporte.

No te olvides de la espalda

Incluso tu espalda se ejercita durante una sesión de kick boxing. Cuando das puñetazos, la espalda tiene un papel importante y son los músculos de tu espalda los que asisten con la "recuperación de golpe", un término usado para referirse a la rapidez con que puedes jalar tu mano hacia atrás después de lanzar un puñetazo. Los músculos dorsales, los más grandes de la espalda superior, se utilizan más en el kick boxing, debido a la constante recuperación de golpe.

Estiramientos para evitar dolores

Los músculos suelen sentir dolor después de un entrenamiento a causa de los desgarres microscópicos experimentados durante la sesión. Estos desgarres, que son luego reparados por tu propio cuerpo, son los que ayudan a tus músculos a crecer en tamaño y fuerza. Si bien te puedes sentir un poco sensible durante unos días, el realizar estiramientos antes y después de tu entrenamiento es una gran manera de evitar dolor y rigidez muscular. Los estiramientos dinámicos son los ideales previos a tu entrenamiento, porque ayudan a calentar los músculos, mientras que los estiramientos estáticos funcionan mejor después de la sesión.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle dawn | Traducido por eduardo sanchez