¿Los músculos se deterioran debido a la falta de ejercicio?

El tejido muscular se deteriora tanto en tamaño como en fuerza debido a la falta de ejercicio, de acuerdo con Vicci Hill-Lombardi, profesor asociado de la Facultad de Salud y Ciencias Médicas de la Universidad de Seton Hill. Este deterioro se conoce como atrofia muscular. A pesar de que en la enfermedad hay algo de atrofia - causada por la falta de uso de los músculos - la atrofia es mucho más común en la sociedad actual por disminución de la actividad, el empleo y lesiones que conducen al sedentarismo, contribuyendo a un deterioro muscular.

Músculo en reposo

El deterioro muscular se ve más dramáticamente con el reposo en cama y el viaje espacial, donde los músculos están casi completamente en reposo, según H. James Phillips, profesor asociado en el departamento de terapia física en la Universidad de Seton Hall. Él dice que sólo una semana de reposo en cama reduce la fuerza muscular en un 30 por ciento. Cualquier persona lo suficientemente vieja como para recordar los vuelos espaciales Gemini y Apollo recordará lo difícil que era para los astronautas caminar en la Tierra después de pasar una semana o más en un ambiente sin gravedad. Phillips dice que este efecto se ha prevenido en la Estación Espacial Internacional con la instalación de dispositivos de resistencia para que los astronautas usen todos los días.

Principio de SAID

El tamaño y la fuerza muscular dependen en gran medida de las exigencias que se le imponen. Desafíate a hacer más - como combates de entrenamiento con pesas - y tus músculos crecerán. Pídeles que hagan menos, y se reducirán a un nivel inferior. Esto se conoce como SAID, o adaptación específica a las demandas impuestas, de acuerdo con Hill-Lombardi. Afortunadamente, el tejido muscular es elástico. Aunque los músculos se hacen más pequeños y más débiles si dejas de hacer ejercicio durante un período de tiempo, recuperan su tamaño y fuerza al reanudar la rutina. Se tarda menos tiempo para recuperar el tamaño y la fuerza de lo que originalmente llevó alcanzar ese nivel de forma, con exclusión de extensos períodos sedentarios y lesiones.

Tasa metabólica basal

La tasa metabólica basal o BMR (por sus siglas en inglés), es el número de calorías que quemas en reposo. Está ligada en gran parte a la cantidad de masa muscular que llevas, según la entrenadora personal certificado por Illinois y Fitness Fusion CEO, Kerrie Kuntz. Si a una edad de 30 años se detiene la actividad física moderada, la primera consecuencia es que se experimenta una reducción de la BMR y una ganancia de peso posterior. Los resultados de ganancia de peso en aumento de tejido graso y la disminución de tejido magro, cambiando la proporción de tu masa corporal magra a grasa. Kuntz dijo que este cambio afecta a la salud física interna y externa y puede conducir a la angustia emocional que a menudo acompaña a un cambio en la imagen corporal.

Sarcopenia

Otro tipo de deterioro muscular se denomina "sarcopenia". Es menos dependiente de ejercicio, pero es un efecto inevitable del envejecimiento. Comenzando alrededor de 50 años de edad, los músculos de todo el cuerpo se hacen más pequeños. Aunque el ejercicio retarda el proceso en cierta medida, los músculos cada año se encogen y debilitan. Es por eso que los atletas de 60, 70 y 80 años de edad, independientemente de su estado físico, simplemente no se parecen a los atletas más jóvenes. Kuntz dice que esta disminución de la función, aunque es parte normal del proceso de envejecimiento, puede ser marginada si la persona mantiene la actividad física a medida que envejece.

Más galerías de fotos



Escrito por karen lobello | Traducido por mariela rebelo