¿Qué músculos desarrolla correr?

Cómo bípedo, los humanos están diseñados para correr en posición vertical. Las personas corrían para sobrevivir y cazar, pero ahora es más probable que sea por placer. Correr es principalmente una actividad aeróbica, aunque correr rápido y el sprint son anaeróbicos. Cuando corres, usas una variedad de músculos, los cuales pueden sufrir hipertrofia, o se desarrollan, aunque no al nivel que experimentas con el entrenamiento de resistencia. Incluso si los músculos de tus piernas no se desarrollan como resultado d correr, aumentarás su fuerza, tonificación y resistencia.

Extensión y flexión de tobillos

A medida que te impulsas con el suelo, tu tobillo se extiende, y el término correcto de este movimiento es flexión plantar, que ejercita los gemelos y el sóleo de tus pantorrillas. Estos dos músculos están conectados al hueso del talón a través del tendón de Aquiles. A medida que tu pie regresa al suelo listo para el siguiente paso, debes mover los dedos de los pies hacia arriba, hacia una dorsiflexión, la que ejercita los músculos que se encuentran frente a tu espinilla, el tibial anterior.

Flexión y extensión de rodilla

Levantar tu pierna detrás de ti para impulsarte hacia adelante ejercita tus isquiotibiales. Estos se encuentran en la parte posterior de tus muslos y trabajan junto con los músculos de tu cadera para impulsarte. Tus cuádriceps, en la parte frontal de tus muslos, extienden tu rodilla para dar el siguiente paso, absorben el impacto al aterrizar y obtienen un buen ejercicio al correr.

Extensión y flexión de cadera

Extender tus piernas detrás de ti para impulsarte hacia adelante desarrolla tus glúteos mayores. Los glúteos, junto con los isquiotibiales, se contraen para extender tu cadera. Entre más grande sea el nivel de extensión de la cadera, más trabajo están haciendo tus glúteos e isquiotibiales, por lo que hacer sprint desarrollará estos músculos más que correr. Cuando balanceas tu pierna hacia adelante para dar otro paso, usas tus flexores de la cadera en la parte frontal de esta y tu recto femoral, uno de los músculos cuádriceps.

Estabilidad de la cadera

Los músculos interiores y exteriores de tus muslos, los aductores y abductores, se ejercitan cuando corres. Su rol es estabilizar a tu cadera y evitar que tus rodillas se muevan hacia adentro o hacia afuera. Estos músculos funcionan de forma isométrica, los que significa que producen fuerza pero no se mueven.

Estabilidad de la columna

Los músculos de tu abdomen (el recto abdominal, oblicuos, erector spinea y el abdominal transverso) funcionan juntos para ayudar a mantener a tu columna alineada mientras corres. Correr les da a los músculos de tu abdomen un ejercicio efectivo, especialmente si corres en superficies irregulares.

Flexión y extensión del hombro

La mayoría del movimiento de la mitad superior de tu cuerpo al correr viene de tus hombros. Balancear tus brazos hacia adelante usa tu deltoides anterior, el que es el músculo frontal de tus hombros. Extender tu brazo hacia atrás es el trabajo de tu latisimus dorsi en tu espalda y de tu deltoides posterior. Los músculos de tu mitad superior hacen muy poco trabajo al correr, por lo que su desarrollo será muy ligero. Usas más tus músculos de la mitad superior del cuerpo al hacer sprint.

Más galerías de fotos



Escrito por patrick dale | Traducido por ana maría guevara