Los músculos de contracción rápida y de contracción lenta en los saltos verticales

El salto vertical es un deporte difícil de aprender, ya que requiere que tus músculos puedan contraerse de forma rápida y explosiva con el fin de obtener la máxima altura posible. Los preparadores físicos dicen que la diferencia en el número de los músculos de contracción rápida y de contracción lenta que tienes puede determinar qué tan bueno eres en el salto vertical. Sin embargo, el entrenamiento especializado puede ayudarte con tu salto vertical sin importar la proporción de fibras musculares de tu cuerpo.

Tipos musculares

Las fibras musculares son generalmente clasificadas en dos tipos: de contracción rápida y de contracción lenta. Los músculos de contracción rápida trabajan anaeróbicamente (sin oxígeno), y los músculos de contracción lenta trabajan aeróbicamente, de acuerdo con Michael Chaturantabut, un medallista de oro olímpico y tres veces campeón mundial y cinco veces campeón de América del Norte de artes marciales. Los músculos de contracción rápida generan energía rápidamente, pero también se fatigan rápidamente. Los músculos de contracción lenta son más lentos en reunir fuerza, pero también tardan más en cansarse, de acuerdo con Mike Kaza, un experto en saltos y creador de un programa de ejercicios de salto vertical de 12 semanas.

Beneficios de saltar

Los músculos de contracción rápida, debido a su capacidad para generar energía rápidamente, son los mejores músculos para el salto vertical. Las personas que tienen un mayor porcentaje de músculos de contracción rápida tienden a ser naturalmente mejores en saltos verticales. Estos músculos se subdividen en dos tipos: tipo IIa y tipo IIb. El tipo IIb produce la mayoría de la fuerza, pero también se fatiga más rápido. Estas fibras tipo IIb ayudan en la mayoría de los saltos verticales, aunque las fibras de tipo IIa también desempeñan un papel importante.

Pliometría

La pliometría es un tipo de entrenamiento que se centra en los movimientos que más ayudan en el salto vertical, escribe Chaturantabut en su sitio web. La pliometría se centra en contraer rápidamente un músculo justo después de que se estira con el fin de generar una fuerza mayor. Este ejercicio sólo entrena a los músculos de contracción rápida. Un ejemplo de entrenamiento pliométrico son los saltos en profundidad: saltar desde una superficie elevada, aterrizando con ambos pies e inmediatamente saltar a otra plataforma. Consulta con un entrenador atlético antes de comenzar este entrenamiento, ya que puede provocar lesiones si no se hace correctamente.

Entrenamiento de fuerza

El entrenamiento de la fuerza excéntrica es un tipo de entrenamiento con pesas que se centra específicamente en los músculos de contracción rápida con el fin de mejorar la capacidad de salto vertical, de acuerdo con Charles Poliquin, un entrenador olímpico. Este ejercicio también es beneficioso para los adultos de edad avanzada. El entrenamiento excéntrico involucra la parte de descenso en un levantamiento de pesas, como cuando se baja el brazo en un curl de bíceps. En el entrenamiento excéntrico, sólo usas la mitad de tu peso máximo, levantando las pesas con ambos brazos a la vez, y bajándolo con un brazo a la vez y a un ritmo más lento. Consulta a un entrenador o entrenador atlético para asegurarte de que estás haciendo un entrenamiento excéntrico correctamente.

Más galerías de fotos



Escrito por stephanie dube dwilson | Traducido por martin santiago