¿Qué músculos trabajan las abdominales cortas reversas?

Desarrollar un centro fuerte es crucial para la fuerza y estabilidad del centro. Tu región central consiste principalmente de tus músculos de espalda y abdomen y estos grupos principales de músculos ayudan a estabilizar la columna y ayudan a prevenir las lesiones. Las abdominales cortas reversas (reverse crunches) se basan en el concepto de las abdominales cortas (crunches) tradicionales en las cuales mantienes tu cuerpo inferior inmóvil al mover tu torso hacia arriba y abajo. En lugar, las abdominales cortas utilizan una técnica diferente, en la cual mantienes tu cuerpo superior inmóvil y mueves tu cuerpo inferior para fortalecer los músculos abdominales.

Rectus Abdominis

El músculo rectus abdominis es uno de dos grupos musculares principales del abdomen que se trabaja durante las abdominales cortas reversas. Esta porción de músculos abdominales se estira desde tu área pélvica hacia arriba hasta la quinta, sexta y séptima costilla. Esta amplia sección de tu abdomen es una porción externa de músculos abdominales que, cuando se entrenan y desarrollan adecuadamente, te pueden dar esa apariencia de abdomen de "lavadero" o de "six pack".

Transversus Abdominis

El músculo transversus abdominis es el segundo grupo muscular principal al cual se dirigen las abdominales cortas reversas. Esta sección de tu abdomen es la parte más interna de los músculos del abdomen, se estira de manera profunda por los costados de tu abdomen y hacia la columna. Estos músculos ayudan a estabilizar los órganos internos y ayudan a expeler el aire de los pulmones.

Oblicuos

Los músculos oblicuos se trabajan como músculos secundarios al realizar las abdominales cortas reversas. Este grupo de músculos abdominales se estiran desde los costados del abdomen hacia los músculos de la espalda. Estos músculos actúan como estabilizadores durante el ejercicio para apoyar en el movimiento del rectus abdominis y el transversus abdominis.

Implementación

Para realizar abdominales cortas reversas, recuéstate sobre tu espalda en el suelo o tapete de ejercicio con las rodillas dobladas y pies planos en el suelo. Levanta los pies del suelo manteniendo un ángulo de 90 grados con las piernas y manteniendo tu cuerpo superior inmóvil. Continúa levantando las piernas hasta que tus rodillas casi toquen tu pecho. Regresa lentamente a la posición de inicio y completa dos o tres sets de 10 a 15 repeticiones.

Más galerías de fotos



Escrito por tina pashley | Traducido por glen boyd