Músculo tibial anterior y el yoga

El músculo tibial anterior es el músculo de soporte ubicada en la parte exterior de tu tibia. Su función principal es flexionar el pie. Cuando este músculo está inflamado o lesionado, el "dolor en la espinilla" es muy común. También pueden ocurrir calambres en los pies. Los estiramientos practicados en yoga, un sistema antiguo e integral de salud, pueden ser útiles para tratar y prevenir problemas con el músculo tibial anterior. Consulta a tu médico antes de practicar yoga.

Tratamiento

Si sufres de dolor o lesión en el músculo tibial anterior, lo primero que necesitas hacer es descansar el músculo. Realizar estiramientos de yoga muy suaves durante esta etapa es lo mejor. Intenta la pose conocida como las piernas en la pared. Comienza sentado en el piso y lleva tu cadera derecha hasta que toque la pared. Gira el cuerpo hasta que tus piernas estén sobre la pared y tu espalda repose relajada en el suelo. Deja que tus piernas estén sostenidas por la pared y coloca una almohada bajo tu cabeza para mayor relajación. Permanece en esta postura por 15 minutos.

Fortalecimiento

Una vez que el músculo tibial anterior se sienta mejor, puedes comenzar a practicar poses específicas para fortalecer el músculo. Las poses de equilibrio como el águila, el árbol y la media luna son buenas en la práctica regular. Para hacer la pose del árbol, comienza colocando todo tu peso sobre tu pie izquierdo. Levanta tu pie derecho del suelo y coloca la planta sobre la cara interna del muslo derecho. Junta las palmas entre sí a la altura del pecho y sostén la pose por hasta un minuto. Repite del otro lado.

Estiramiento

Para prevenir problemas con el músculo tibial anterior, es importante estirarlo seguido. Una pose de yoga conocida como el héroe ofrece un estiramiento efectivo para el tibial anterior. Comienza arrodillado, y luego apoya las nalgas en el suelo entre tus talones. Coloca las palmas de las manos sobre los muslos y mantén la columna vertebral recta. Si esta pose es muy difícil para tus rodillas, intenta sentarte sobre un bloque de yoga o un almohadón. Permanece en esta postura por hasta cinco minutos. De acuerdo con el maestro de yoga B. K. S. Iyengar, esta postura también es efectiva para prevenir problemas de rodillas.

Consejos y consideraciones adicionales

Si te estás recuperando de una lesión del músculo tibial anterior, evita practicar la pose de loto, una pose de sentado que requiere de un estiramiento extremo de este músculo. Habla con tu instructor de yoga antes de la clase para que él pueda ofrecerte modificaciones para tu práctica. Si una postura te produce dolor en la clase, evítala e intenta otra cosa.

Más galerías de fotos



Escrito por grace wathen | Traducido por mike tazenda