Multivitaminas vs. vitaminas

Los suplementos de vitaminas que tomas con regularidad pueden apoyar o perjudicar tu salud. Los suplementos dietéticos que suministran vitaminas y minerales esenciales vienen en muchas formas, desde líquidos hasta tabletas y dosis de nutrientes únicas o múltiples. Algunos son más apropiados para ciertas condiciones de salud. Otros se adaptan a las necesidades nutricionales generales y hábitos alimenticios individuales. Antes de elegir entre las vitaminas individuales y multivitamínicos, toma muchas de tus variables de salud y estilo de vida en cuenta.

Métodos para las dosis

La suplementación saludable comienza con la dosificación regular. Selecciona un producto de vitamina que será conveniente o fácil de recordar de tomar. A menos de que se especifique lo contrario por el fabricante, unir la administración una vez o dos veces al día con las comidas te ayudará a absorber bien los nutrientes y evitar problemas estomacales e infradosificación inadvertida y sobredosis. Además de gotas de vitaminas líquidas y en polvo y las diversas formas de tabletas, los alimentos enriquecidos representan nuevos métodos de dosificación. El jugo de naranja y cereales fortificados, por ejemplo, son fuentes convenientes de suplementos vitamínicos individuales y múltiples.

Cumpliendo necesidades diarias nutricionales

Según los Institutos Nacionales de la Oficina de Salud de Suplementos Dietéticos, alrededor de un tercio de todos los estadounidenses toman una multivitamina diaria o suplemento multivitamínico/mineral. Los multivitamínicos ayudan a alcanzar las cantidades diarias recomendadas de vitaminas esenciales consistentes en una o dos pastillas adecuadas. Siguiendo el consejo de un médico, podrías considerar tomar multivitaminas si eres vegano, vegetariano, mujer embarazada o en periodo de lactancia. Los suplementos de múltiples vitaminas son especialmente valiosos para las personas cuyas dietas no son lo suficientemente variadas o que tienen condiciones médicas que hacen que sea difícil comer lo suficiente o absorber por completo los nutrientes. La efectividad de las multivitaminas para prevenir enfermedades crónicas en todos los grupos de población no se ha establecido de manera concluyente.

Desequilibrios nutricionales

Los suplementos vitamínicos o minerales individuales se adaptan mejor a las deficiencias de nutrientes específicos o en apoyo o en prevención de ciertas enfermedades. Su uso se recomienda por los Institutos Nacionales de Salud para grupos especiales de población. El calcio y la vitamina D protegen la salud ósea en mujeres posmenopáusicas y otros grupos de riesgo de osteoporosis. Las mujeres que están o pueden quedar embarazadas pueden prevenir la anemia con un suplemento de hierro y los defectos de nacimiento con ácido fólico, o vitamina B-9. Los adultos mayores de 50 años pueden beneficiarse de una absorción superior con la vitamina B-12 con un suplemento cristalino. Discute cualquier suplemento vitamínico que desees tomar con tu médico.

Seguridad

Todos los tipos de vitaminas pueden llevar a leves efectos secundarios peligrosos si se utilizan incorrectamente. Tomar intencionalmente demasiado de una sola vitamina o la combinación de fuentes de multivitaminas, vitaminas individuales, alimentos fortificados y tu dieta habitual pueden producir sobredosis tóxicas. Tu riesgo es mayor con respecto a la vitamina A liposoluble, D y E, que se pueden acumular en el cuerpo y causar efectos graves para la salud, incluyendo enfermedades en el hígado, el riñón y daño cerebral. El consejo de tu médico acerca de las multivitaminas puede ayudar a evitar interacciones medicamentosas.

Más galerías de fotos



Escrito por nancy clarke | Traducido por mariana perez