Por qué las mujeres pierden peso en el pecho antes que en los muslos

Una de las mayores frustraciones de las mujeres que tratan de perder peso es que ciertas zonas del cuerpo parecen colgar obstinadamente independientemente de lo que hagan. Por ejemplo, antes de que consigas bajar un par de centímetros en tus muslos y caderas, es posible que tus senos hayan perdido la mitad del tamaño de la taza o más. Lo que estas experimentando es la fisiología normal de utilización y almacenamiento de grasa.

¿Forma de una pera? no te desesperes

La fisiología del almacenamiento de grasa es diferente entre hombres y mujeres. Los hombres suelen almacenar grasa extra alrededor de la cintura, conocida como la forma de la manzana. Además de tener una relación de grasa magra general superior, las mujeres tienden a almacenar grasa en los muslos y las caderas, la llamada forma de pera. La imagen corporal se deja a un lado, la forma de pera ofrece un menor riesgo de enfermedad cardiovascular y diabetes, tanto para los hombres como para las mujeres.

Construido para la crianza de los hijos

Estas diferencias de género están diseñadas para satisfacer las demandas del embarazo y la lactancia. Durante y después del embarazo, la grasa almacenada en los muslos y las caderas será la fuente primaria para la producción de leche materna. En las mujeres no embarazadas, la grasa de los muslos está protegida y no se moviliza fácilmente. Esto no solo significa que los muslos y las caderas comienzan con más grasa que perder, sino que estas partes son menos propensas a renunciar a ella que otras partes de tu cuerpo, como podrían ser los senos.

Masa del tejido y composición

Otra razón por la que es más difícil perder esos centímetros de los muslos es simplemente una cuestión de la masa del tejido y la composición. Si reduces 5 libras de peso y un 3 por ciento de la grasa corporal, los muslos contribuirán con una proporción muy pequeña de estas pérdidas. Tus senos contienen relativamente altos porcentajes de grasa y agua en comparación con el resto de tu cuerpo. Los muslos son mucho más grandes y cuentan con grandes cantidades de músculos y hueso además del tejido graso.

Piense en gimnasio en lugar del tamaño de la copa

El objetivo primordial de cualquier programa de pérdida de peso debe ser mejorar tu salud, no sólo reducir una talla o dos. Por ejemplo, el ejercicio regular ha demostrado que reduce significativamente el riesgo de cáncer de mama. Si tu programa de pérdida de peso incluye ejercicios, como debe ser, los muslos pueden aumentar ligeramente de tamaño debido al crecimiento del músculo. Para ayudar a compensar una talla de copa más pequeña, puedes aumentar tu medida de busto incluyendo ejercicios que trabajen los músculos del pecho.

Más galerías de fotos



Escrito por anita y. tsuchiya | Traducido por luis alberto fuentes schwab