Mujeres en el entrenamiento atlético

Los entrenadores de atletismo desempeñan un papel vital en el deporte en todos los niveles, desde el atletismo de juvenil hasta el profesional, y cada vez más de ellos son mujeres. Desde la administración de los primeros auxilios hasta la implementación de programas de rehabilitación para las lesiones, los entrenadores de atletismo son profesionales de la salud indispensables para cualquier equipo o deportista individual. Sin embargo, a pesar de que constituyen casi la mitad de todos los entrenadores atléticos certificados, las entrenadoras femeninas siguen enfrentando los desafíos de la discriminación y la falta de respeto entre los atletas masculinos.

Papel de los entrenadores de atletas

Los entrenadores de atletismo no son los mismos que los entrenadores personales de fitness, explica la Asociación Nacional de Entrenadores de Atletismo (NATA por sus siglas en inglés). No desarrollan programas de entrenamiento ni prescriben ejercicios. Un entrenador atlético certificado (ATC por sus siglas en inglés) es un proveedor de atención de la salud capacitado para prevenir, diagnosticar, tratar y rehabilitar lesiones. Los ATC trabajan con los médicos y otros profesionales de la salud, y pueden encontrar en una variedad de escenarios de trabajo, incluidas las escuelas, colegios, deportes profesionales, clínicas, hospitales, empresas, industria, fuerzas armadas y las artes escénicas.

Las mujeres y el entrenamiento atlético

Fundada en 1950, la NATA es una asociación profesional de los entrenadores de atletismo, cuyos miembros son más de 35.000, casi la mitad de los cuales son mujeres. Durante las dos primeras décadas después de su creación, la NATA era sobre todo un club de hombres, hasta que la primera entrenadora aprobara su examen de certificación del consejo en 1972. Cuatro años más tarde, en 1976, la primera entrenadora se unió al personal médico olímpico de los EE.UU.. En la década de 1990, la NATA desarrolló un grupo de trabajo para abordar el tema de las instructoras profesionales. En 2000, la NATA eligió a su primera presidenta.

Entrenadoras femeninas y profesionales del deporte

A pesar del aumento del número de mujeres ATC, las mujeres están representadas de manera insuficiente desproporcionada en el deporte profesional, de acuerdo con la entrenadora atlética certificada Katie Boushie. En 2002, la NFL contrató a una mujer como entrenadora de atletismo asistente, y la NBA cuenta con dos entrenadores de atletismo asistentes femeninas. Las entrenadoras femeninas han tenido mejor suerte en los deportes femeninos, que constituyen el 70 por ciento de las ATC en la WNBA. En 2011, los Dodgers de Los Angeles dieron un paso audaz al nombrar a la entrenadora veterana Sue Falsone como la primer jefa entrenadora de atletismo de un equipo profesional de deportes de hombres. Pero las mujeres ATC enfrentan obstáculos de género mientras se esfuerzan por trabajar en el deporte profesional. Un estudio de 2010 de los jugadores de fútbol universitarios masculinos publicados en el "Journal of Athletic Training" encontró que los atletas prefieren un entrenador masculino antes que una entrenadora femenina para el tratamiento de lesiones tanto generales como específicas del sexo. Los mismos atletas expresaron su preferencia por una entrenadora mujer para tratar la depresión.

Cualificaciones del entrenador atlético

Si estás interesado en una carrera como ATC​​, debes satisfacer las calificaciones académicas y pasar un examen integral administrado por el Consejo de Certificación de la NATA. Debes obtener un título de licenciatura o maestría de un programa de entrenamiento atlético acreditado y, una vez que estés certificado, debes continuar cumpliendo con los requisitos de educación continua con el fin de mantener tu certificación. Más del 70 por ciento de los ATCs cuentan con un título de maestría, según la NATA.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle matte | Traducido por eliana belen doria