¿Las mujeres embarazadas pueden comer pargo?

Si estás embarazada, seguramente estas consciente del riesgo de comer pescado alto en mercurio. El mercurio puede causar trastornos del sistema nervioso central, incluyendo daño cerebral y daño en el sistema nervioso. Pero no es el único contaminante que puede causar problemas a tu bebé. Los bifenilos policlorados, parásitos y otras toxinas pueden enfermarte o a tu bebé. El pescado pargo, también conocido como besugo, puede contener varios tipos de contaminantes.

Mercurio

Es difícil encontrar estudios recientes sobre la contaminación con mercurio del pargo; la mayoría de la información es de 1977, cuando se listaba al pescado alto en toxinas. Sin embargo, la asociación de pescadores de la costa de Jersey encontró niveles bajos de mercurio en el pargo, 0.08 partes por millón en comparación con el tiburón Mako, un pez alto en mercurio que contiene 2.09 partes por millón. La guía inteligente nacional de mariscos de 2011 dijo que el pargo rojo de la costa del atlántico sur y del golfo de México, también conocido como Tai, es bajo en mercurio y otros contaminantes. El sitio web Health Canada lista al pargo, un pescado seguro para que las mujeres embarazadas lo coman en cantidades de 2.5 oz. por porción cuatro veces a la semana.

Parásitos

El pargo es a veces utilizado en sushi. Debido a que el sushi no se cocina antes de consumirlo, ingieres cualquier parásito que el pescado contenga. El pargo puede contener la larva del gusano redondo. Para matar los parásitos cocina el pescado a 140 grados Fahrenheit (60 grados Celsius) o congélalo a -4 grados Fahrenheit (-20 grados Celsisus) por 24 horas para matar la larva. Los parásitos gusano redondo, también llamados anisakis simplex, causan síntomas intestinales, como diarrea, nauseas, calambres e inflamación intestinal por varios días. Si la larva penetra las paredes intestinales, los glóbulos blancos alrededor de la larva pueden causar un granuloma, lo que se puede confundir con un tumor. Durante el embarazo no puedes tomar la mayoría de los medicamentos para parásitos, ya que pueden dañar a tu bebé. Por seguridad, no comas sushi de pargo en el embarazo.

Ciguatera

La ciguatera, es una toxina que se forma en el plancton, que se puede acumular en el pargo, aunque en menor grado que en otros pescados. Es una de las causas más comunes de intoxicación por pescado y esta toxina puede afectar al feto durante el embarazo. Los síntomas gastrointestinales como vomito y diarrea se desarrollan dentro de 2 a 30 horas, con un promedio de 6 horas. Los síntomas nerviosos, como sensación de ardor, dolor de músculos y cansancio, aparecen después de los síntomas gastrointestinales. En algunos casos, la infección puede ser fatal. Los síntomas fetales incluyen movimientos inusuales del feto al momento de la intoxicación. Debilidad muscular y parálisis facial también es reportado, según el sitio web BabyMed.com. Visita a tu doctor inmediatamente si desarrollas algunos síntomas después de comer pargo.

Bifenilos policlorados

Los bifenilos policlorados, usualmente conocidos como PCB, también se pueden acumular en el pescado. Los pescados atrapados cerca de arrecifes artificiales creados por deliberados hundimientos de barcos pueden contener contaminantes como los PCB. La comisión de conservación de peces y vida silvestre encontró niveles elevados de PCB en pargo rojo atrapado cerca de arrecifes artificiales, de acuerdo con el sitio web Base Action Network. Poco peso al nacer, pequeño tamaño de la cabeza, parto prematuro y retrasos cognitivos son síntomas que pueden ocurrir en niños cuyas madres estuvieron expuestas a los PCB antes y durante el embarazo. Evita el pargo rojo que es capturado cerca de arrecifes artificiales para asegurar que tu ingesta de PCB se mantenga baja.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por maximiliano mimendi