¿Pueden las mujeres embarazadas comer coles de Bruselas?

Es importante obtener ciertas vitaminas y minerales en tu dieta en el embarazo y las coles de Bruselas (Brussels sprouts) son una manera de ingerir algunos de los nutrientes que necesitas. También son seguras para comerlas durante el embarazo, siempre y cuando sepas prepararlas de manera adecuada. De hecho, las coles de Bruselas se recomiendan como un alimento que debes agregar a tu dieta en el embarazo, de acuerdo con Alex Lluch y Benito Villanueva, autores de "The Complete Pregnancy Guide for Expectant Mothers".

Vitaminas y minerales

Las coles de Bruselas son una buena opción para comer cuando estás embarazada, ya que contienen muchos de los nutrientes que tú y tu bebé necesitan. Una porción de 1/2 taza de coles de Bruselas cocidas suministra casi 1 miligramo de hierro, que es alrededor del 4 por ciento de los 27 miligramos de hierro diarios que necesitas como parte de tu dieta de embarazo. El hierro podría reducir tus probabilidades de dar a luz antes de tiempo y disminuye el riesgo de bajo peso al nacer, según la American Pregnancy Association. Esa misma media taza de coles de Bruselas también ofrece 48,4 miligramos de vitamina C, que es más de la mitad de los 80 a 85 miligramos de vitamina C que necesitas sobre una base diaria. La vitamina C ayuda a absorber el hierro y protege los tejidos contra el daño.

Prevención de defectos de nacimiento

La adición de las coles de Bruselas en tu dieta en el embarazo te ayudará a aumentar tu ingesta de ácido fólico, también llamado folato. El ácido fólico es esencial durante el embarazo, ya que ayuda al cuerpo a producir la sangre adicional que necesitas para apoyar un embarazo saludable, según la American Pregnancy Association. La ingesta insuficiente de ácido fólico puede aumentar el riesgo de ciertos defectos congénitos, como la espina bífida, que se produce cuando la médula espinal no se cierra correctamente, y la anencefalia, que es un subdesarrollo grave del cerebro. Una porción 1/2 taza de coles de Bruselas cocidas contiene 47 microgramos de ácido fólico, que es aproximadamente el 8 por ciento de los 600 microgramos que necesitas como parte de tu dieta diaria de embarazo.

La fibra es crucial

La fibra que una porción de las coles de Bruselas ofrece es otra razón por la que estas verduras son una buena parte de tu dieta en el embarazo. La fibra es esencial para promover una digestión eficiente, lo que ayuda a prevenir el estreñimiento. Aproximadamente la mitad de todas las mujeres experimentan estreñimiento en algún momento durante el embarazo, según la American Pregnancy Association, y aumentar tu consumo de fibra es una manera de ayudar a prevenir esto. El objetivo es consumir entre 25 y 30 gramos de fibra por día, según recomienda la American Pregnancy Association. Una porción de 1/2 taza de coles de Bruselas contiene 2 gramos de fibra, que es del 7 al 8 por ciento de tu meta diaria.

Lavar las coles

Las coles de Bruselas son seguras, siempre y cuando sean manejadas y cocinadas correctamente. Según la American Pregnancy Association, debes lavar todas las verduras antes de comerlas porque el suelo donde se cultivan las verduras se puede contaminar y causar toxoplasmosis, una infección parasitaria que puede causar un parto prematuro o muerte fetal, según March of Dimes. La toxoplasmosis también puede causar trastornos oculares, ictericia, daño cerebral y pérdida de la audición en el bebé nonato. Una vez lavadas, cuece las coles para hacer un plato nutritivo o picarlas en sopa de verduras o ensaladas.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por gabriela nungaray