¿Las mujeres embarazadas pueden comer requesón?

Aunque las mujeres embarazadas deben evitar ciertos alimentos que contienen toxinas ambientales o que representan un riesgo de transmisión alimentaria, el requesón generalmente puede comerse de forma segura durante el embarazo. De hecho, el requesón está lleno de nutrientes esenciales para un embarazo saludable. Comer requesón en las cantidades recomendadas puede ayudar a las mujeres embarazadas a cumplir con sus necesidades nutricionales diarias.

Nutrientes benéficos

El requesón es rico en proteína, calcio de la dieta, vitamina B-12 y fósforo, que son nutrientes esenciales para las mujeres embarazadas. Si bien la cantidad diaria recomendada, o RDA (recommended dietary allowance), para la proteína es de 46 gramos al día para las mujeres que no están embarazadas ni lactando, la RDA durante el embarazo y la lactancia es de 71 gramos al día, indica el Institute of Medicine. Una taza de requesón bajo en grasa contiene 28 gramos de proteína dietética, que es aproximadamente el 40% de la proteína establecida por la RDA para las mujeres embarazadas.

Cantidad recomendada

La cantidad de requesón u otros productos lácteos que las mujeres embarazadas deben consumir depende de sus necesidades calóricas diarias, pero generalmente es de 3 tazas al día. La Academy of Nutrition and Dietetics indica que las mujeres embarazadas a menudo requieren de 2.200 a 2.900 calorías al día, lo que significa que necesitan tres equivalentes de 1 taza de productos lácteos diariamente, indica la Dietary Guidelines for Americans 2010. ChooseMyPlate.gov reporta que una porción de 1 taza del grupo de los productos lácteos es igual a 1 taza de leche o yogur, 1.5 onzas de queso duro o 2 tazas de requesón.

Quesos que debes evitar

Aunque el requesón usualmente es una opción saludable durante el embarazo, no todos los quesos son seguros para las mujeres embarazadas. La American Pregnancy Association sugiere que las mujeres eviten quesos suaves sin pasteurizar, como el queso roquefort, el feta, el camembert, el brie, el gorgonzola, el queso fresco y el queso blanco, a menos de que estén hechos mediante el uso de leche pasteurizada. Los quesos no pasteurizados pueden contener la bacteria listeria, que puede causar el aborto involuntario en las mujeres embarazadas según indica la American Pregnancy Association.

Otras opciones saludables

Las mujeres embarazadas no tienen que comer requesón para cumplir con sus necesidades diarias de proteína y calcio. De hecho el requesón es bastante alto en sodio, por lo que debe consumirse con moderación en conjunto con otras opciones ricas en proteína y calcio. Otras opciones ricas en proteína son el yogur griego, las carnes magras, la carne de ave sin piel, los huevos, las hamburguesas vegetarianas, las legumbres, los frutos secos y las semillas. Entre las opciones adicionales ricas en calcio se encuentran la leche de almendra y el jugo de naranja enriquecidos con calcio, el tofu hecho usando sulfato de calcio y los cereales para el desayuno fortificados con calcio.

Más galerías de fotos



Escrito por erin coleman, r.d., l.d. | Traducido por juliana star