¿Las mujeres embarazadas pueden comer ensalada césar?

La ensalada césar contiene una combinación de lechuga romana (romaine lettuce), vinagreta de ajo (garlic vinaigrette), queso parmesano, croutons y huevo. Tradicionalmente, el huevo usado en el aderezo césar es hervido a fuego lento (apenas cocido) o completamente crudo. Las mujeres embarazadas, que son significativamente más vulnerables a los efectos de las enfermedades de transmisión alimentaria, deberían evitar el huevo crudo o poco cocido debido al riesgo de contaminación de salmonella. Sin embargo, la mayoría de los aderezos césar disponibles comercialmente están hechos con huevo cocido o pasteurizado, haciendo que sean seguros para las futuras madres.

Receta tradicional

Según el Epicurious Food Dictionary, la ensalada césar tuvo su origen en Tijuana, México, donde el chef italiano Caesar Cardini empezó a usar huevo poco cocido en aderezos para ensaladas. La receta del aderezo original llevaba un huevo crudo, combinado con vinagreta de ajo hecha con salsa inglesa (Worcestershire sauce) y jugo de limón. La ensalada terminada ganó fama rápidamente por su sabor único, pero el huevo poco cocido en la receta clásica conlleva el riesgo de contaminarse con salmonella.

Riesgo de salmonella

Según la Dra. Sarah Schenker, una nutricionista experta, el huevo crudo o poco cocido podría contener rastros de la bacteria mortal salmonella. Si bien los adultos saludables que no están embarazados pueden comer sin riesgos la mayoría de los productos con huevo, las mujeres embarazadas son altamente sensibles a las enfermedades de transmisión alimentaria. El Dr. Schenker otra que la salmonella no infectará directamente al bebé, pero puede causar síntomas en la madre, incluyendo vómitos severos, diarrea, calambres abdominales, deshidratación y fiebre alta. Estos síntomas podría llevar a un aborto espontáneo o un trabajo de parto prematuro. Ella recomienda que las mujeres embarazadas eviten comer alimentos que tengan huevo crudo sin pasteurizar.

Consideraciones

Si bien coincide con las preocupación de Schekner sobre el huevo crudo, la American Pregnancy Association no advierte explícitamente contra el consumo de ensalada césar durante el embarazo. La organización informa que casi todos los restaurantes usan huevos pasteurizados, que han sido tratados para eliminar la bacteria dañina, en recetas que llevan huevo crudo. De hecho, algunas jurisdicciones, incluyendo California, han prohibido completamente el uso de huevo crudo en restaurantes, según el San Fransisco Gate. Por ello, la mayoría de las ensaladas césar en los restaurantes son seguras para que coman las mujeres embarazadas.

Prevención

Las mujeres embarazadas pueden prevenir el riesgo de la toxicidad de la salmonella comiendo sólo ensaladas césar preparadas con huevo cocido o pasteurizado. Antes de pedir una ensalada césar en un restaurante, las mujeres embarazadas deberían preguntar si el establecimiento usa huevo crudo. Las mujeres embarazadas deberían evitar todas las ensaladas césar caseras al menos que la receta no lleve huevo o use un producto con huevo pasteurizado. Las futuras madre deberían evitar también todos los otros alimentos hechos con huevo crudo, incluyendo la mayonesa casera, el mousse y el helado.

Más galerías de fotos



Escrito por juniper russo | Traducido por maría marcela mennucci