Cómo puede hacer una mujer para perder volumen muscular

Es posible adelgazar los músculos a una forma más tradicionalmente femenina cambiando tu rutina de ejercicios. En la mayoría de los casos cuesta mucho trabajo ganar músculos voluminosos, particularmente en las mujeres, pero algunas personas tienen naturalmente los músculos más grandes que el promedio. También podrías tener este problema si eres una atleta que ha pasado muchos años entrenando. Independientemente de por qué estás más voluminosa de lo que deseas, es posible perder masa muscular haciendo algunos cambios en la forma de hacer ejercicio.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Realiza ejercicios aeróbicos de tres a cinco veces por semana durante 30 a 90 minutos por sesión. El ejercicio aeróbico, a veces conocido como cardio por sus efectos positivos sobre el sistema cardiovascular, es una buena manera de quemar calorías. Si quemas más calorías de las que consumes eventualmente comenzarás a perder peso de la grasa o los músculos.

  2. Elige el ejercicio aeróbico de intensidad moderada como correr, hacer aeróbicos de gimnasio, andar en bicicleta, nadar y caminar. Estos tipos de ejercicios te ayudan a crear músculos largos y delgados que trabajan de manera eficiente para ayudarte a alcanzar tus metas de acondicionamiento físico.

  3. Omite el entrenamiento con pesas por completo o decide levantar pesas más ligeras. Los músculos necesitan ser desafiados para seguir creciendo, o incluso para permanecer del mismo tamaño, así que si disminuyes el peso que levantas, disminuirás el tamaño de tus músculos. Si continúas levantando pesas, elige hacer un mayor número de repeticiones ya que estás levantando pesas más ligeras.

  4. Reduce el número de calorías que consumes en general. Los músculos grandes necesitan calorías para mantenerse y crecer. Trata de consumir de 250 a 500 calorías menos al día para perder 0,5 a 1 libra por semana. Come alimentos saludables que incluyan proteínas magras, granos enteros, productos lácteos bajos en grasa, grasas buenas y muchas frutas y verduras. Evita los alimentos procesados, bebidas gaseosas y dulces y no olvides beber mucha agua cada día.

  5. Evita comparar tu cuerpo con el de otras personas. Un porcentaje de tu cuerpo depende de tu composición genética y no puede ser alterado por el ejercicio en el gimnasio. Establece expectativas realistas para que no te decepciones si tu cuerpo no cambia tanto como te gustaría.

Consejos y advertencias

  • Habla con un médico antes de emprender una nueva dieta y rutina ejercicio para asegurarte de que es un plan seguro y saludable para ti.

Más galerías de fotos



Escrito por jennifer leigh | Traducido por maria del rocio canales