¿Una mujer con forma de pera perderá peso más rápido que una con forma de manzana?

La idea de los cuerpos de “forma de pera” versus “forma de manzana” se conoce desde hace décadas y se la popularizó en la literatura referida al bienestar de los 2000. El concepto describe dos diferentes formas en que el cuerpo almacena la grasa. Las tendencias no sólo afectan la forma del cuerpo al aumentar de peso, sino que también afectan cómo y de dónde se debe perder peso.

Lo básico sobre la pérdida de peso

Perder peso es finalmente un tema de la física y la matemática. Si consumes más calorías al comer que las quemas al hacer actividades, aumentarás de peso porque tu cuerpo almacenará el exceso de energía como grasa. Si quemas más de lo que consumes, tu cuerpo quemará la energía almacenada. Quemar la energía significa quemar grasa y quemar grasa significa adelgazar. El concepto de los cuerpos en forma de manzana y pera entra en la idea general porque los cuerpos almacenan la grasa en áreas diferentes, creando dichas formas.

Manzanas

La gente con cuerpos en forma de manzana tienden a poner peso en la mitad de los mismos, en el abdomen, la espalda y el pecho. Estos tipos de cuerpos al poner peso se exponen a las enfermedades del corazón y al disparo de la diabetes de adultos. Las mujeres con cuerpos que tienen esta forma tienen más riesgo de tener cáncer de mamas y pueden experimentar más problemas con las irregularidades de la menstruación. Estos cuerpos tienden a tener más grasa en el abdomen, y alrededor y entre los órganos internos.

Peras

Un cuerpo con forma de pera tiende a tener más grasa subcutánea, que es la grasa que se almacena entre los músculos y la piel. La gente con este tipo de cuerpo corre el riesgo de sufrir de osteoporosis, celulitis, venas varicosas y problemas sicológicos que resultan de la pobre imagen que tienen de su cuerpo. Las mujeres con este tipo de cuerpos pueden experimentar una transición más dura durante la menopausia.

La forma y la pérdida de peso

Los cuerpos de manzana y pera, de acuerdo a lo que dice la Dra. Marie Savard en su libro "Apples and Pears", responden a métodos diferentes para perder peso. No es que la gente con cuerpo en forma de pera pierda peso más rápidamente que la gente con forma de manzana. Sino, que una dieta que es más efectiva para los que tienen forma de pera puede tener menos efectividad para los que tienen forma de manzana. El plan ideal para perder peso para las “manzanas” no es tan efectiva para las “peras”.

Más galerías de fotos



Escrito por jake wayne | Traducido por adriana de marco