Cómo hace una mujer de 40 años para perder grasa del estómago

Le pasa a muchas mujeres, incluso aquellas que se encuentran en buena forma: cuando llegan a los 40 comienzan a notar que su vientre se comienza a abultar. Los cambios hormonales, como la baja de andrógenos y el incremento en la producción de la hormona del estrés o cortisol, da como resultado una ralentización del metabolismo, el cual puede significar algunas pulgadas extra en su cintura. Esto es frustrante, pero puedes manejarlo haciendo unos cuantos ajustes en tu estilo de vida.

Maximiza tu metabolismo

En la madurez, empiezas a perder masa muscular, lo que contribuye a la ralentización del metabolismo. La experta en salud Denise Austin descubrió que la grasa sólo se quema dos calorías por libra (450 g) de peso corporal, en tanto que el músculo quema de seis a 10 calorías por libra (450 g). Esto significa que al fortalecer el músculo, podrás quemar más calorías, incluso mientras estás descansando. Austin recomienda dos sesiones de entrenamiento de 30 minutos cada semana para reafirmar el cuerpo e incrementar el metabolismo. Abdominales, planchas, estocadas (lunges), prensas por encima de la cabeza y curls de bíceps son ejemplos de ejercicios para fortalecer el músculo, que puedes hacer en casa o en un gimnasio.

Incrementa tu ejercicio cardiovascular

Las actividades cardiovasculares mejoran tu estado de ánimo, la salud de tu corazón e incrementan tu metabolismo. Después del entrenamiento cardiovascular tu cuerpo continúa quemando calorías por cerca de dos horas después del ejercicio. Si ya eres una persona activa, intenta nuevas actividades o cambia algunas en tus sesiones de entrenamiento para incluir rutinas por intervalos y agrega un día de cardio moderado-intenso en los últimos 45 a 60 minutos. Si eres una persona sedentaria, comienza con rutinas de 10 a 20 minutos de agradable actividad cardiovascular, como caminar, andar en bicicleta, nadar o brincar en un mini-trampolín hasta lograr realizar como mínimo 30 minutos, tres o cuatro días a la semana. Varía tus actividades cardiovasculares para mantener tu mente interesada y tu cuerpo en movimiento.

Ronca para poder perder peso

La falta de sueño produce un incremento en la producción de cortisol, la hormona del estrés que hace que tu cuerpo retenga la grasa del estómago. Otra de las consecuencias del sueño es la elección de alimentos de bajo valor nutritivo y por ende el consumo de calorías extra, debido a la necesidad de incrementar la energía y poder mantenerse despierto. Agrega a todo esto el hecho de que la producción de cortisol aumenta cuando estás cerca de los cuarenta, es por eso que un tiempo de sueño adecuado es esencial para poder mantener una figura esbelta. Haz del dormir una prioridad y duerme por lo menos menos siete o nueve horas cada noche.

Divide tus calorías

Las mujeres generalmente necesitan de 1.400 a 1.600 calorías diarias, dependiendo de su nivel de actividad, a lo largo del día en la forma de tres comidas y dos refrigerios. Separar en más comidas las calorías consumidas ayuda a mantener tu metabolismo y evita que el nivel de azúcar en tu sangre baje. Agregar pequeñas cantidades de grasas monoinsaturadas (MUFAs) a tus comidas y bocadillos ayudará a que te sientas saciado y se cree que ayudan a quemar grasa. Los aguacates, nueces, semillas, aceitunas y el aceite de oliva son buenas fuentes de grasas monoinsaturadas. Para evitar que tu ánimo decaiga y que te sientas privado, es bueno darte la oportunidad de tener un día de descanso los fines de semana o en ocasiones especiales

Más galerías de fotos



Escrito por shawna van trease | Traducido por reyes valdes