Muffins de salvado y fibras

El salvado, un alimento rico en fibras, puede hacerse a partir de la avena o el trigo. Preparar un muffin con salvado constituye una manera inteligente de incrementar la ingesta de ciertas vitaminas y minerales, por no mencionar la fibra. A pesar de la buena dosis de fibra dietaria que un muffin de salvado tiene para ofrecer, existen ciertas desventajas al consumir este tipo de alimento rico en fibras.

Muffins con fibra


Un muffin de salvado de trigo proporciona 2,8 gramos de fibra.

Un muffin pequeño de salvado de avena aporta 3 gramos de fibra, y un muffin similar de tamaño mediano posee 5,2 gramos de fibra. Un muffin de salvado de avena grande contiene 6,4 gr de fibra, lo cual representa alrededor de un tercio del mínimo de 20 gr de fibra que deberías consumir en forma cotidiana, de acuerdo con la Harvard School of Public Health. Si te extiendes hasta un muffin de salvado de avena extra grande, consumirás 7,7 gramos de fibra. Un muffin de salvado de trigo proporciona 2,8 gramos de fibra.

Beneficios de la fibra


La fibra es un nutriente presente en alimentos vegetales, una parte que el cuerpo humano no puede digerir.

La fibra es un nutriente presente en alimentos vegetales, una parte que el cuerpo humano no puede digerir. Además de llenar tu estómago de tal manera que te sientas satisfecho luego de una comida, la fibra incluso podría reducir el riesgo de padecer ciertos problemas de salud. La Harvard School of Public Health menciona que la fibra puede reducir el colesterol, lo cual ayuda a proteger de la enfermedad cardíaca. Consumir abundante fibra en la dieta también podría disminuir las posibilidades de desarrollar diabetes tipo 2, constipación y ciertos tipos de cánceres, tales como el de próstata y mama, de acuerdo con el University of Maryland Medical Center.

Desventajas


Mantener bajo control la ingesta de azúcar y sodio es una buena manera de disminuir el riesgo de padecer ataques cardíacos y cerebrales.

A pesar de los beneficios que conlleva el consumo de un muffin de salvado, tanto las unidades de salvado de avena y de trigo cuentan con un par de desventajas. Una de ellas es el contenido de azúcar de los muffins. Un pequeño muffin de salvado de avena contiene unos 5,5 gramos de azúcar; uno de tamaño mediano, 9,3 gramos; y un muffin grande, 11,5 gramos. Un muffin de salvado de avena extra grande aporta 13,8 gramos de azúcar, lo cual representa más de la mitad del límite de 6 cucharadas de té para las mujeres, y más de un tercio del límite diario de 9 cucharadas de té para los hombres. Un muffin de salvado de trigo contiene 7,8 gramos de azúcar. Si bien los muffins no tienen necesariamente un sabor salado, también pueden contener una dosis de sodio importante. Un pequeño muffin de salvado de avena contiene 259 miligramos de sodio; uno de tamaño mediano, 444 miligramos; un muffin grande, 546 miligramos; y uno de tamaño jumbo, 660 miligramos. La última cantidad representa casi un tercio del límite diario de 2.300 miligramos. Un muffin de salvado de trigo contiene 179 miligramos de sodio. Mantener bajo control la ingesta de azúcar y sodio es una buena manera de disminuir el riesgo de padecer ataques cardíacos y cerebrales.

Incorporar muffins de salvado a tu dieta


Podrías preparar tus propios muffins de salvado de manera casera, de manera que cuentes con un control completo sobre la cantidad de sal y azúcar que utilices.

Es cierto que los muffins de salvado pueden tener un lugar en tu plan alimentario saludable, siempre y cuando lo planifiques a largo plazo. Por ejemplo, si consumes un muffin de tamaño extra grande, necesitarás compensarlo en otros aspectos de la dieta, de manera tal que no excedas el límite de sodio y azúcar del día. Los muffins de salvado de trigo tienden a ser más bajos en grasas que los de salvado de avena; en consecuencia, si buscas modos de reducir tu ingesta de grasa, opta por la versión de trigo. Otro truco para mantener bajo el consumo de grasas consiste en elegir un muffin pequeño o mini, en lugar de el más grande que encuentres. Asimismo, podrías preparar tus propios muffins de salvado de forma casera, de manera que cuentes con un control completo sobre la cantidad de sal y azúcar que utilices.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por sofia elvira rienti