Por qué se mueve el asiento de mi bicicleta cuando ando en ella

Un asiento de bicicleta que se mueve al andar en ella puede significar sólo una cosa: está mal ajustado. El arreglo dependerá del estilo de asiento que tengas y de cómo este se mueva. Un asiento que se mueve de izquierda a derecha requiere un enfoque diferente que uno que cambia su inclinación. Con la herramienta correcta, es fácil de arreglar.

Inclinación

Si notas que tu asiento cambia su inclinación, la tuerca que se encuentra debajo del mismo está suelta. Esto significa que cuando andas en bicicleta, sólo la parte de la silla se levanta o se baja. Mira directamente debajo de la misma. En un costado -probablemente el derecho- verás una tuerca. Esta controla la alineación horizontal del asiento. Un asiento bien ubicado tendrá una pequeña inclinación en la punta. Mueve el tuyo de manera que la parte trasera quede sólo un poco más baja que la delantera. Usa un par de pinzas o una llave ajustable para ajustar la tuerca. Podrías necesitar insertar un destornillador en la cabeza del tornillo para sostenerlo en su lugar. No ajustes la tuerca hasta el final todavía. Súbete a la bicicleta y asegúrate de que el asiento esté cómodo. Si es necesario, vuelve a aflojar la tuerca y haz los ajustes necesarios antes de ajustarla completamente.

Tijas de la bicicleta

Un asiento que se mueve hacia delante y hacia atrás, o hacia arriba o hacia abajo, probablemente tienes una tija floja. Este es la pieza larga del asiento que se desliza en el marco. Las bicicletas tienen uno de dos conectores en la intersección de la tija y el marco. Los estilos más nuevos podrían tener una palanca en el cuerpo que sostiene la tija en su lugar. Algunos modelos tendrán una tuerca y una conexión con tornillo. Una vez que determines la conexión que tiene tu bicicleta, sabrás qué herramienta necesitas. Una palanca requiere una llave Allen, mientras que un sistema de tuerca y tornillo necesita pinzas o una llave ajustable más un destornillador.

Palanca

Coloca la llave Allen en la tuerca hexagonal del lado opuesto de la manija de la palanca. Gira la manija en el sentido de las agujas del reloj para ajustar la conexión. Tira de la palanca hacia atrás hasta que esté recta. Esto te permitirá mover el asiento a la altura apropiada. Cuando andes en la bicicleta, la pierna en el arco inferior del pedal debería quedarte extendida. La pierna en el arco superior debería estar apenas flexionada. Empuja de la palanca para cerrarla. Si no se pliega, la tuerca está demasiado ajustada. Sostén la tuerca en su lugar con la llave Allen y gira la manija un poco en el sentido contrario a las agujas del reloj. Hazlo hasta que la palanca se cierre completamente. Siéntate en la bicicleta y revisa la altura. Si necesitas hacer algún ajuste, abre la palanca nuevamente y mueve el asiento.

Tuerca y tornillo

Este método de conexión requerirá un par de pinzas o una llave ajustable. Mantén el perno en su lugar con un destornillador y gira la tuerca en el sentido contrario de las agujas del reloj. Mueve el asiento a la altura apropiada y ajusta la tuerca. Evita ajustarla completamente hasta que evalúes la altura del asiento. Una vez que estés cómodo con la altura, termina de ajustar la tuerca completamente. Esto debería mantener el asiento en su lugar mientras andas en tu bicicleta.

Más galerías de fotos



Escrito por darla ferrara | Traducido por maría marcela mennucci