Muchachas adolescentes que están lidiando con amigas difíciles

"El mundo de las chicas" puede ser un lugar extraño para los padres, especialmente cuando parece que tu hija es parte de una civilización completamente nueva y muy dramática. Cuando se está peleando y conciliando constantemente con una amiga específica puede ser una señal de advertencia de una relación tóxica en términos del mundo de las chicas. Asegúrate de que tu hija tiene amistades saludables enseñándole cómo lidiar con una amiga que es difícil, manipuladora o simplemente mala.

Peligros

Si bien tener un amigo de mal humor no parece ser un gran problema, ya que después de todo tu hija puede hacerle frente, las amistades malsanas pueden cobrar un precio en las adolescentes. Una amiga difícil puede manipular y regañar a tu hija, lo que afecta su autoestima e incluso la persuade a hacer cosas que no quiere hacer. Una amiga difícil también puede robarle la oportunidad de conocer y pasar tiempo con amigas que son divertidas, amables y respetuosas, y en su lugar la deja usando su tiempo consolando, alabando y resolviendo problemas con la mejor amiga difícil de manejar.

Niñas malvadas

Puedes apostar que tu hija está tratando con una amiga difícil cuando la relación va de normal a tóxica. Por desgracia, gran parte de este comportamiento es normal para el curso cuando se trata del mundo de las chicas. Un estudio de la Universidad Brigham Young encontró que las chicas tan jóvenes como de 3 años de edad eran propensas a tácticas de manipulación para conseguir lo que quieren, incluyendo la exclusión y la agresión hacia los demás. Algunos de los signos de una amistad tóxica incluyen a tu hija que da excusas por el mal comportamiento de su amiga o se culpa a sí misma por ese comportamiento "¡Jen no estaría tan enojada si le hubiera devuelto sus textos!", que la haga sentir culpable si pasa tiempo con otras amigas y dedica una gran parte de su tiempo a una persona específica. Todo esto ocurre con poca rentabilidad de la inversión para tu adolescente.

Poner límites

Si piensas que tu hija puede estar tratando con una amiga difícil, es el momento de establecer algunos límites en cuanto a lo que constituye una sana amistad. Comunícate con tu hija, evita criticar a su amiga, a quien ella podía permanecer leal. En su lugar, habla de lo que hace una sana amistad, incluyendo la igualdad de esfuerzo y beneficio mutuo. Pídele a tu hija que evalúe sus amistades y se asegure de que cumplen con los criterios para una relación sana a fin de que pueda llegar a la conclusión correcta por su cuenta. Si está teniendo problemas para hacer nuevos amigos, sugiere la suscripción a un equipo de la comunidad, grupo o club para ayudarla a conocer gente nueva y pasar menos tiempo con su amiga difícil.

Terminar la amistad

Si menos tiempo juntas no parece solucionar el problema de tu adolescente con su amiga difícil, puede ser el momento para sugerir que termine la amistad. Para los adolescentes, es difícil cortar definitivamente el contacto, con la escuela, las redes sociales y amigos en común. Sin embargo, puedes darle a tu hija una "salida". Deja que ella te use como una excusa para pasar menos tiempo con su difícil amiga. Explica que está bien tomar un descanso de una amistad, si las cosas son demasiado agotadoras. Tu hija siempre puede retomar la amistad otra vez después de que haya habido un enfriamiento entre ella y su mejor amiga.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por carlos alberto feruglio