Movimientos articulares en las flexiones de brazos (pushups)

Hay dos versiones principales de la flexión de brazos. La base normal, o flexión ancha, requiere que coloques tus manos en el suelo separadas un poco más que tu ancho de hombros. En la flexión estrecha se colocan las manos en el suelo formando un rombo con los dedos, alineado con la cabeza. Cada versión produce movimientos similares en los hombros y los codos, pero la flexión ancha te da un mayor rango de movimiento.

Fases de la flexión

Hay dos fases de movimiento en una flexión. La primera fase, o posición, flexiona los codos, lo que permite que se doblen, mientras se produce la abducción de tus hombros, permitiendo que los brazos giren hacia los lados alejándose de tu cuerpo. La segunda fase del movimiento es la inmersión, es decir, el descenso de tu cuerpo al suelo. Esta acción provoca la extensión y ascenso de los codos y la consiguiente aducción de los hombros.

Explorando la articulación del codo

Hay varios y complejos músculos y tendones que permiten que el codo se mueva y están conectados a tres huesos. El húmero, en la parte superior de tu brazo, se une con el hueso radio lateral y cúbito medio del antebrazo para formar la articulación del codo. La tróclea del húmero se une al cúbito, y el cóndilo del húmero se une a la cabeza del radio. Las articulaciones son lubricadas por un gran saco bursa que permite que tu músculo interactúe con la articulación de modo que no se desgaste ni cause dolor.

Explorando la articulación del hombro

La articulación del hombro se compone de dos articulaciones diferentes. El primer conjunto se denomina glenohumeral. Aquí es donde el húmero se une a tu omóplato. La segunda articulación, acromioclavicular, está formada por la reunión de la clavícula con la escápula. Las articulaciones se mantienen unidas por ligamentos y músculos, pero son vulnerables a trastornos ocasionados por movimientos bruscos del brazo.

Menos trabajo para las articulaciones

Un estudio reciente llevado a cabo en la University of Michigan encontró que la flexión ancha pone menos estrés en las articulaciones que la versión estrecha. La flexión estrecha disminuye tu rango de movimiento y hace más fuerza en la articulación del hombro. La flexión de ancho estándar te da casi el doble de amplitud de movimiento en comparación con la flexión estrecha. Además, debido a la forma en que se usa la articulación del codo, la flexión estándar te permite realizar la acción más rápido, poniendo menos estrés en la articulación del hombro.

Más galerías de fotos



Escrito por steven lowis | Traducido por martin santiago