Movimiento de la articulación de la rodilla mientras corres a alta velocidad

Correr implica una serie de movimientos en los tobillos, rodillas, caderas y hombros durante cada paso. La rodilla, por ejemplo, implica la extensión, activada por el músculo cuádriceps, y la flexión, activada por el isquiotibial. Cada zancada se divide en tres fases (de apoyo, impulso y recuperación) y en cada una el movimiento de la articulación de la rodilla te permite maximizar tu potencial para correr a alta velocidad (esprint).

Apoyo

La fase de apoyo de la técnica de carreras de velocidad se caracteriza por el pie golpeando el suelo. Los cuádriceps, con una contracción excéntrica, mantienen la articulación de la rodilla casi completamente extendida cuando el pie está en contacto con el suelo. Al terminar la fase de apoyo, la articulación de la rodilla comienza a flexionarse para amortiguar los golpes.

La fase de impulso

La fase de apoyo se continúa con la fase de impulso cuando la pierna se extiende detrás de tu centro de gravedad para impulsar tu cuerpo hacia adelante. El cuádriceps, incluyendo el recto femoral, vasto medial, vasto lateral y vasto intermedio, extiende la articulación de la rodilla hasta que el pie ya no se apoya en el suelo. Al extender la articulación de la rodilla, el cuádriceps proporciona energía adicional durante cada paso.

Recuperación

La fase de recuperación del movimiento de esprint implica flexionar la rodilla para llevar la pierna hacia adelante para otro paso. Los tendones del isquiotibial, incluyendo el bíceps femoral, semimembranoso y semitendinoso, trabajan juntos para flexionar la rodilla, mientras que los flexores de la cadera tiran de la pierna hacia adelante. A medida que la fase de recuperación termina, comienza nuevamente la fase de apoyo, donde los cuádriceps comienzan a extender la rodilla, preparándose para el contacto con el suelo.

Diferencias

Mientras que la función básica y el movimiento de la articulación de la rodilla sigue siendo el mismo para todas las fases de la carrera de velocidad, hay ligeras diferencias personales con cada estilo de correr. Aunque la mayoría de los movimientos se llevan a cabo en un plano sagital, los diferentes estilos de carrera personal afectan el momento de los movimientos de la articulación de rodilla, junto con el rango de movimiento. Por ejemplo, alguien con isquiotibiales débiles no puede tener una flexión de la rodilla significativa durante la fase de recuperación.

Más galerías de fotos



Escrito por jeremy hoefs | Traducido por sofía bottinelli