Cómo motivar a los preadolescentes a leer

Los chicos preadolescentes generalmente leen menos que las niñas de la misma edad, señala el sitio web Scholastic. Los niños a menudo prefieren jugar videojuegos, montar bicicletas o incluso columpiarse de vez en cuando. Motivar a los niños preadolescentes a leer, incluso el material requerido por la escuela, puede parecer a veces una tarea abrumadora para una padre. Si la carencia de motivación es la rebelión o apatía, es posible ayudarle a tu hijo a amar (o al menos que le guste) la lectura.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Necesitarás

  • Libros
  • Revistas
  • Cómics

Instrucciones

  1. Encuentra libros que aborden las cosas que le interesen a tu hijo preadolescente, como el buceo o ciclismo de montaña, para animarlo a coger un libro más seguido. También puedes conseguir una serie de libros de sus películas favoritas de ciencia ficción, o comprar el libro que inspiró la última película taquillera. Considera comprar libros que le enseñen a contar chistes o a hacerles bromas a amigos. Comienza con una pila de cómics y revistas para un fin de semana casual o lectura de verano. También puedes conseguir un libro que le enseñe cómo construir algo como un monopatín, y proporciónale todos los materiales necesarios para hacerlo.

  2. Proporciona un lugar ingenioso para leer que un preadolescente disfrute, como un fuerte en el jardín, un espacio en el ático que pueda decorar, o incuso una tienda en su dormitorio. Ofrécele alargar su hora de dormir si quiere seguir leyendo. Dale una linterna o lámpara para que pueda leer en la oscuridad.

  3. Establece un ejemplo en tu casa al leer tú mismo. Elige apagar la televisión para leer el diario por la noche, mantén un libro en tu mesita de noche y habla sobre libros que estás leyendo en la mesa cuando coman. Dale a tu hijo un lector electrónico y ofrécele comprar libros para el mismo. Alternativamente, dale una tarjeta de regalo para que gaste en la librería local, o llévalo a un viaje semanal a la biblioteca para pedir prestados libros y periódicos. Haz el esfuerzo de ayudarle a encontrar los libros que quiere. Mantén una bolsa de libros en el auto para ayudarle a pasar el tiempo cuando tenga que esperar una cita o mientras viaja.

  4. Quita las cosas que puedan distraer a tu hijo al leer, como su consola de videojuegos, su computadora portátil o la televisión, por cierta cantidad de tiempo cada semana.

  5. Crea un sistema para tu hijo preadolescente para ganar tiempo para jugar videojuegos o hacer otras cosas que le guste al pasar tiempo leyendo primero. Por ejemplo, establece que por cada 20 minutos que pase leyendo, ganará 20 minutos de tiempo en Internet. Ofrécele un incentivo más grande por una semana o mes de lectura diaria, como ir a ver una película o poder comprar un nuevo videojuego.

Más galerías de fotos



Escrito por kimberly dyke | Traducido por ana maría guevara