Cómo motivar a un niño para que ate los cordones de sus zapatos

Tal vez pensaste que la tarea de atar los zapatos de tu hijo había terminado finalmente, una vez que aprendió a como hacerlo sólo. Pero a veces, los niños carecen de la motivación para seguir atándolos. Después de todo, es más fácil sólo tener que sentarse y ver como lo hace mamá. Para despertar el interés de tu hijo en atar sus propios zapatos, puedes entregarle ciertos incentivos, y establecer algunas reglas sobre atar los zapatos. Sin embargo, esperemos que puedas incitar su entusiasmo para no tener que pelear por el tema.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Zapatos
  • Pegatinas o sellos
  • Recompensas
  • Cordones de colores o con personajes

Instrucciones

  1. Enséñale a tu hijo una técnica para atar los zapatos que vaya acompañada con una canción, poema o frase divertida. La página web A to Z Kids Stuff sugiere usar la rima de orejas de conejo: “Orejas de conejo, jugando en el árbol. Enlaza el árbol, intentando alcanzarme. Orejas de conejo, salta al agujero, salta por el otro lado bonito y audaz.”, también puedes inventar tu propia canción y baile divertido, o usar otro método conocido como el de cruzar las orejas de conejo, si prefieres.

  2. Felicita a tu hijo cuando ate sus zapatos. Esto no sólo será un refuerzo para su autoestima, sino que reforzará el comportamiento. Se honesto cuando lo felicites por su esfuerzo. Incluso si no consigue hacerlo bien y se frustra consigo mismo, deberías decirle cosas como "Sé que te estas esforzando mucho por atar tus zapatos. ¡Fabuloso!" o "Es difícil atar esos zapatos, pero lo estás logrando. Buen trabajo."

  3. Proporciónale algunas recompensas por atarse los zapatos. Por cada vez que verdaderamente trate de atar sus zapatos, ofrécele una pegatina o un sello de tinta no tóxica. Estas pegatinas o sellos pueden ir en un gráfico o simplemente puedes ponerlos en su mano. Si los pones en un gráfico, puedes ofrecerle una recompensa aún mayor cuando junte una cierta cantidad. Por ejemplo, cuando logre junta cinco sellos o pegatinas, puede conseguir un anillo de plástico, un pequeño regalo o un tatuaje temporal. Diez sellos o pegatinas pueden significar un día de juego en el parque.

  4. Ata tus zapatos cuando tu hijo ate los suyos. Puedes convertir esto en una carrera para hacerlo más entretenido. Ambos deben ponerse los zapatos, contar hasta tres y hacer una competencia para ver quién los ata primero. Por supuesto que querrás fingir que compites a una velocidad más lenta y cometerás errores para que tu hijo tengo oportunidad de vencerte.

  5. Utiliza psicología inversa con tu hijo. Si se rehúsa a atar sus zapatos, átaselos de manera incorrecta o finge que simplemente no puedes hacerlo. Seguramente lo encontrará gracioso y te mostrará como hacerlo bien.

  6. Compra cordones de colores o con personajes. Éstos son más emocionantes para tu pequeño, y será más probable que ate sus zapatos si ella elige los cordones.

  7. Establece límites y síguelos. Si tu hijo se rehúsa rotundamente a atar sus zapatos, dile que no puede salir a jugar hasta que lo haga. Puedes señalar gentilmente lo bien que lo están pasando afuera los otros niños, para hacer que se motive.

Más galerías de fotos



Escrito por susan revermann | Traducido por mariajose mansilla