Cómo motivar a una adolescente a hacer ejercicio

Todo el mundo necesita hacer ejercicio para tener la salud ideal, pero las adolescentes están en un alto riesgo de ser demasiado inactivas, de acuerdo con Better Health Channel, un proveedor de información médica y de salud en línea establecido por el Australia State Government. Cuando empiezan a menstruar, las jóvenes pueden sentirse inseguras acerca de sus cuerpos cambiantes y preocuparse por lo que los demás piensan de ellas. Esto puede hacer que el ejercicio pase a un segundo término. Alentar a tu hija adolescente a que realice por lo menos 60 minutos de moderado a vigoroso ejercicio cada día, puede desempeñar un papel importante en la mejora de su autoestima y fomentar su salud.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Hazle preguntas acerca de por qué no disfruta de hacer ejercicio para llegar a soluciones más efectivas. Por ejemplo, si no le gusta hacer ejercicio porque está preocupada de que las personas vean su cuerpo, sugiérele que pruebe una actividad que pueda realizar con pantalones y una playera en vez de un traje de baño o un traje apretado.

  2. Hagan una lluvia de ideas atractivas de opciones de ejercicio. Tu hija puede no darse cuenta de cuántas actividades agradables cuentan como ejercicio. Es probable que puedan encontrar una actividad que atraiga sus intereses. Si ella odia a participar en los deportes, anímala a probar una clase de yoga, a utilizar un video de ejercicios de baile o a manejar su bicicleta hasta la escuela.

  3. Dale los recursos que necesita como el pago y el registro para una clase, proporciónale transporte, cómprale equipo como ropa de entrenamiento, un paquete de senderismo o una pelota de ejercicio. Si estás corto de dinero, busca la manera de que elija una actividad dentro de tus posibilidades económicas. Por ejemplo, un DVD de yoga puede sustituir una clase de yoga y la ropa deportiva de una tienda de segunda mano puede ser tan eficaz como la ropa nueva para hacer ejercicio.

  4. Ofrécele unirte a ella. Es mucho menos probable que ella tome el ejercicio en serio si tú, su modelo a seguir, estás inmóvil a un lado simplemente animándola. Ir a caminar juntas, ser su oponente mientras juegan al tenis o compartir una clase de baile juntas le ayudará a ella a mantener su motivación y mejorará tu salud. Si la idea de tener a un padre ejercitándose con ella no es de su agrado, sugiérele que platique con sus amigos acerca de unirse a una actividad con ella.

  5. Involucra a la familia. Planea algunas salidas familiares activas, como ir a la pista de patinaje sobre hielo o visitar una pared para escalar en rocas. Mantener la actividad física como un tema habitual de las conversaciones de sobremesa también puede ayudar a mantener un alto nivel de motivación, de acuerdo con el sitio web de la clínica mayo.

  6. Hazle comentarios y sugerencias positivas, pero no acerca de su apariencia. Al mantener la atención en sus habilidades, logros y esfuerzos es más probable que refuerce los hábitos saludables, más que aplaudir la pérdida de peso o el aumento del tono muscular, informa el sitio web de la clínica mayo. En última instancia, el objetivo es ser cada vez más saludable y sentirse bien.

Consejos y advertencias

  • Considera la posibilidad de inscribir a tu hija en alguna consejería profesional, a un programa de ejercicio formal o a un grupo de apoyo si ella está luchando constantemente con la baja autoestima.

Más galerías de fotos



Escrito por christa miller | Traducido por tere colín