Cómo seguir motivado para tener una vida saludable y mantener un buen estado físico

Una vida saludable tiene muchos beneficios, pero también es una empresa difícil. Por ejemplo, puede que te resulte difícil ir al gimnasio después de un largo día de trabajo. Si tienes problemas para renunciar a tus antiguos malos hábitos, como el consumo de alimentos poco saludables, puede que te resulte muy duro resistir los impulsos durante todo el día. Contacta a un profesional en busca de ayuda si has llegado a un punto en que ya no puedes llevar una vida sana. Por ejemplo, si estás teniendo problemas para adelgazar, pide a un nutricionista que te ayude a encontrar sustitutos saludables que satisfagan tus antojos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Establece metas razonables. Si sobreestimas tu capacidad de dieta o ejercicio, te decepcionarás cuando falles. Puedes mantener tu motivación al elegir metas que sean alcanzables.

  2. Prémiate periódicamente para mantener el ánimo. Una dieta saludable requiere el control de porciones, así que de vez en cuando debes permitirte comer tu alimento poco saludable favorito. Esto te ayudará a evitar el antojo y te dará un objetivo que alcanzar.

  3. Mejora tu estado de ánimo y aumenta tu energía, haciendo ejercicio con regularidad. Para mantener tu motivación para hacer ejercicio, elige actividades físicas divertidas que puedas realizar.

  4. Invita a otros a unirse a ti en tu nuevo estilo de vida saludable. Cuando comiences a dudar, tus amigos y familiares te servirán como un sistema de apoyo y ayuda para que mantengas tu motivación.

  5. Céntrate en los beneficios de un estilo de vida saludable, como mejorar la salud y estar en mejor forma física. No pienses en los aspectos negativos, como tener que abandonar hábitos poco saludables, pero agradables.

  6. Lleva un registro de tu progreso. Llena un calendario con una serie de objetivos, tales como perder cantidades específicas de peso o poder volver a usar tu ropa vieja en determinadas fechas. A medida que alcances tus metas, táchalas para que puedas saber de un vistazo lo bien que lo estás haciendo.

  7. Diseña tu dieta cuidadosamente de modo que esta te suministre todos los nutrientes que necesitas. Una dieta equilibrada te da energía, mejora tu estado de ánimo, fortalece tu sistema inmunológico y ofrece muchos otros beneficios. Con la dieta adecuada, te sentirás satisfecho, lo que te ayudará a mantenerte motivado para evitar los antojos que podrían perjudicarte.

  8. Únete a un equipo deportivo organizado si entrenas solo. Si sabes que otras personas te esperan para estrenar, te resultará más fácil hacer ejercicio, incluso cuando no te sientas motivado.

Más galerías de fotos



Escrito por stan mack | Traducido por patricia a. palma