¿Qué puede mostrar una radiografía de las cervicales?

Se puede extraer mucha información de las radiografías de cervicales, a pesar de algunas limitaciones. La espina cervical está compuesta de siete vértebras en el cuello y te permite flexionarte, extenderte y girar tu cabeza. Al examinar una radiografía de esta área, los médicos controlan los huesos, cartílagos y tejidos blandos y, en general, la alineación de la espina dorsal. La radiografía de cervicales puede detectar anormalidades en estas áreas y alertar al radiólogo respecto de lesiones y otros problemas.

Alineación

Un examen cuidadoso de la alineación de la espina cervical, especialmente por medio de una radiografía, puede mostrar fracturas o lesiones a los ligamentos. La mala alineación evidente puede sugerir que la espina dorsal puede no encontrarse estable en esa región. Incluso las malas alineaciones más sutiles pueden indicar daños a los ligamentos. En casos de lesiones por traumas y el dolor de cuello asociado, las malas alineaciones sutiles pueden hacer que el médico solicite radiografías adicionales con el cuello en flexión y extendido. Estas imágenes pueden ser útiles para determinar la gravedad de las lesiones de ligamentos en el cuello.

Hueso

Una fractura de compresión ocurre cuando un hueso quebrado colapsa sobre sí mismo. Los huesos de la espina cervical, o las vértebras, son susceptibles a este tipo de lesiones. Las fracturas de compresión se pueden observar por medio de radiografías cervicales como un cambio en la forma de las vértebras o como una reducción en la altura del hueso. Una fractura más sutil se puede observar como una irregularidad en el borde del hueso. Los crecimientos anormales de los huesos o los tumores también se pueden ver por medio de radiografías cervicales.

Cartílago

Los discos espinales están compuestos de cartílago especializado que sirven de amortiguación entre los huesos espinales. Estos discos también facilitan el movimiento entre las vértebras de la columna espinal. A pesar de que éstos no se pueden ver en radiografías cervicales regulares, se pueden evaluar de modo indirecto en base al grosor del espacio entre las vértebras. La apariencia de los huesos inmediatamente adyacentes a los espacios de los discos también proporciona información respecto de la condición de los discos espinales. El estrechamiento de los espacios de los discos y las irregularidades en los márgenes de los huesos adyacentes son signos comunes de la artritis de cuello degenerativa.

Tejidos blandos

Cambios en la apariencia de los tejidos alrededor de la espina dorsal pueden alertar al médico respecto de la presencia de sangrado, infecciones o inflamación. Los tumores a veces invaden la parte superior de los pulmones. Estos tumores pueden, a veces, observarse incidentalmente en las radiografías de cervicales. La espina dorsal y las raíces de los nervios espinales no se pueden ver en las radiografías de cervicales. Por esta razón, el American College of Radiology (Colegio de Radiología de Estados Unidos) recomienda la utilización de la resonancia magnética por imágenes, o RMI, en caso de que se sospeche la existencia de daños a la espina dorsal o a los nervios.

Más galerías de fotos



Escrito por ron rogers | Traducido por florencia prieto