Montar bicicleta VS. Correr

El ejercicio cardiovascular, al que también se le conoce como ejercicio aeróbico, eleva tu ritmo cardiaco y hace que sudes. Montar bicicleta y correr cualifican como ejercicios cardiovasculares y tienen muchas similitudes y diferencias. Al elegir entre los dos, debes sopesar cuál se ajusta mejor a tus necesidades y cuál puedes mantener regularmente.

Impacto

Correr causa mucho impacto en las articulaciones, mientras que el impacto causado por montar bicicleta es mínimo. Es importante saberlo si sufres de dolor en la parte baja de la espalda. Según Spine-Health, el ejercicio de bajo impacto no sacude a la columna y provee a las estructuras de la espalda nutrientes y sangre. El impacto de correr también trae beneficios. El ejercicio que realizas sobre tus pies con la gravedad empujando hacia abajo fortalece tus huesos, lo que no sucede al montar bicicleta.

Quema calórica

La cantidad de calorías quemadas al correr y al montar bicicleta es diferente. Correr quema muchas más calorías que montar bicicleta cuando ambas actividades son realizadas a intensidades similares. Por ejemplo, una persona de 180 libras quema alrededor de 690 calorías al correr a 5 mph por 60 minutos, lo que es un ritmo lento. La misma persona quema alrededor de 470 calorías montando bicicleta a un ritmo ligero de 60 minutos.

Músculos utilizados

Aunque el principal atributo de correr y montar bicicleta es que se queman calorías, también utilizan número similar de músculos. Hacer estos ejercicios no hará que tus músculos crezcan de tamaño, sino que los tonificarás. Los músculos principales ejercitados con cada actividad son los glúteos, cuádriceps, isquiotibiales, pantorrillas, flexores de la cadera y abdominales. Los glúteos se encuentran en la cola, los cuádriceps en la parte frontal de los muslos, los isquiotibiales en la parte posterior de los muslos, las pantorrillas están en la parte inferior y posterior de las piernas y los flexores de la cadera corren de la parte inferior del abdomen a la parte superior de los muslos.

Beneficios aeróbicos

Ya que correr y montar bicicleta son formas de ejercicio aeróbico, ambos te dan beneficios aeróbicos similares. El ejercicio que se realiza por un largo periodo de tiempo de forma repetitiva fortalece tu corazón y pulmones y también te da una mayor capacidad aeróbica. Un corazón fuerte no tiene que trabajar tanto para bombear sangre a todo el cuerpo.

Intensida

Correr requiere que te impulses hacia adelante con la fuerza de tus músculos, incluso al correr cuesta abajo. Al montar bicicleta en el exterior, existen momentos en los que puedes permanecer quieto durante una larga distancia plana o cuesta abajo. Durante estos rangos de tiempo, no te ejercitas. Esto cambia cuando te ejercitas en una bicicleta estática. Siempre tienes que pedalear, pero puedes parar rápidamente y descansar todo el tiempo que quieras. Si usas una corredora, necesitas colocar tus manos en los rieles, saltar de la cinta y colocar tus pies a los lados para parar rápidamente.

Más galerías de fotos



Escrito por kevin rail | Traducido por ana maría guevara