¿Cómo puedo saber si mi monitor de ritmo cardíaco necesita una batería nueva?

Los monitores de ritmo cardíaco son accesorios de ejercicio diseñados para rastrear lo duro que está trabajando tu corazón cuando haces ejercicio, lo que te permite poner suficiente presión sobre el corazón para fortalecer el músculo y reducir al mínimo el riesgo de agotamiento. Estos dispositivos vienen en una variedad de marcas y modelos, pero la mayoría se componen de dos unidades básicas: un transmisor y un receptor montado en la muñeca. Ambas unidades requieren energía de una batería para que funcionen correctamente y, como tal, es importante que aprendas a darte cuenta cuando una de las baterías requiere reemplazo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Pequeña moneda

Instrucciones

    Diagnóstico

  1. Humedece los electrodos situados en la parte posterior del transmisor del monitor. Coloca el transmisor en el centro de tu pecho, con los electrodos apretados contra tu piel. Envuelve la correa del transmisor alrededor de tu cuerpo y la hebilla del dispositivo en su sitio.

  2. Si la pantalla aparece congelada, intenta reiniciar el dispositivo presionando todos los botones de cinco a 10 segundos.

    Pulsa el botón "modo" en la unidad de reloj y compruba la pantalla para ver si el dispositivo responde. Si la pantalla aparece congelada, intenta reiniciar el dispositivo presionando todos los botones de cinco a 10 segundos. Si la unidad de monitoreo no responde, instala una batería de repuesto en el dispositivo.

  3. Pulsa el botón "modo" de la unidad de reloj hasta que se haya accedido a la pantalla de la frecuencia cardíaca. Si el dispositivo no presenta una lectura precisa, muévelo a otro lugar, lejos de posibles fuentes de interferencia eléctrica y vuelve a intentarlo.

  4. Si todavía no puedes conseguir una lectura exacta y el resto de las funciones del reloj funcionan correctamente, instala una batería de repuesto en el transmisor.

    Ajusta la posición del transmisor en el pecho y confirma que hay suficiente humedad en los electrodos. Si todavía no puedes conseguir una lectura exacta y el resto de las funciones del reloj funcionan correctamente, instala una batería de repuesto en el transmisor.

    Instalación de las pilas

  1. Inserta una moneda en la ranura de la tapa de la batería. Utiliza la moneda para girar la tapa hasta que se libere. Retira la tapa y desecha la batería muerta.

  2. Inserta la batería de repuesto en el compartimento de la batería del dispositivo.

    Inserta la batería de repuesto en el compartimento de la batería del dispositivo, de acuerdo con el diagrama impreso en el interior; si no está presente un diagrama, instala la batería con el polo positivo hacia arriba.

  3. Vuelve a colocar la cubierta de la batería en el compartimento. Utiliza la pequeña moneda para girar la tapa hasta que encaje en su lugar.

Consejos y advertencias

  • La unidad de pulsera en algunos modelos de monitor de ritmo cardíaco mostrará un icono de la batería cuando la carga esté baja.
  • Las bajas temperaturas pueden afectar la capacidad de una batería para que funcione correctamente; cuando se trate de diagnosticar si la batería está baja, hazlo en un ambiente cálido.
  • Las baterías del monitor de frecuencia cardíaca están diseñadas para durar aproximadamente de un año y medio a tres años de uso.
  • Comprueba las características de tu unidad de reloj para cualquier configuración de ahorro de energía que pueda ayudar a prolongar la vida útil de la batería.

Más galerías de fotos



Escrito por daniel barrows | Traducido por luciano ariel castro