El molibdato de sodio en los alimentos

El molibdato de sodio es una forma alterada químicamente del elemento mineral sodio. El sodio es una sal natural, y el molibdato de sodio se utiliza en la industria alimentaria como fertilizante y como suplemento nutricional para la salud. El uso del molibdato de sodio en los alimentos puede tener algunos beneficios, así como algunos efectos secundarios. Habla con tu médico acerca del molibdato de sodio en los alimentos para asegurarte de que consumirlo no te causará ningún efecto adverso.

Usos

El sector agrícola emplea grandes cantidades de molibdato de sodio como fertilizante, especialmente en las verduras como el brócoli y la coliflor. También se da como alimento a algunas cabezas de ganado para ayudar a tratar las deficiencias de cobre. Como resultado de su uso en los productos alimenticios que consumes, minúsculas cantidades de molibdato de sodio pueden terminar en el suministro alimentario. Esto puede tener una variedad de efectos en tu organismo, aunque no son comprendidos en su totalidad.

Beneficios

El molibdato de sodio puede ayudar a corregir la deficiencia de sodio mediante la adición de un extra a tu organismo. Sin embargo, si se ingiere en cantidades muy pequeñas, su contribución a tu almacenamiento general de sodio probablemente sea insignificante. Una vez en tu cuerpo, la molécula de molibdeno se escinde de la molécula de sodio y puede tener efectos positivos en tu salud. Según la página web Cancer.org, el molibdeno puede ser utilizado para tratar enfermedades metabólicas raras que implican una deficiencia de cobre. El molibdeno también puede tener propiedades antioxidantes y anti-cáncer, pero no hay suficiente investigación disponible para confirmar estas afirmaciones.

Precauciones

La ingesta de molibdato de sodio puede causar algunos efectos secundarios en los seres humanos. El exceso de molibdeno puede causar síntomas de deficiencia de cobre, que incluyen fatiga, mareos, aparición de erupciones, gota, bajo recuento de glóbulos blancos y de glóbulos rojos, o anemia. Si eres mujer y estás embarazada o sufres de insuficiencia renal o de una enfermedad del hígado, habla con tu médico acerca de la ingesta de molibdato de sodio, ya que puede empeorar los síntomas de tu enfermedad.

Recomendaciones

Según la página web Cancer.org, el molibdato de sodio se encuentra disponible como suplemento nutricional en forma de cápsulas y generalmente se encuentra combinado con otros nutrientes. Las dosis comunes de molibdato de sodio suplementario son de alrededor de 75 microgramos al día. Sin embargo, no hay una dosis o límite diario establecido para el consumo de molibdato de sodio. No lo utilices como suplemento nutricional para la salud a menos que estés bajo la supervisión de tu médico o de un profesional de la salud.

Más galerías de fotos



Escrito por joe king, m.s. | Traducido por josé antonio palafox