Cómo moler manzanas en una licuadora

Con un rango de llamativos colores como el rojo, amarillo y verde, las manzanas son una de las frutas más antiguas conocidas por el hombre. Aunque las manzanas silvestres (crabapples) son las únicas originarias de los Estados Unidos, todos los 50 estados las cultivan para alimento. Una exceletne fuente de fibra dietética y vitamina C, las manzanas presumen de una jugosa y crujiente textura perfecta para todo desde un aperitivo ligero hasta un abundante relleno de tarta. Mezclar manzanas en una licuadora las convierte de sólido a una base para puré de manzana y comida de bebé. Licuarlas también es una manera fácil de guardar y congelar puré de manzana.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Toallas de papel
  • Pelador de vegetales
  • Cuchillo
  • Espátula de goma
  • Tazón

Instrucciones

  1. Lava las manzanas con agua fresca y sécalas con toallas de papel.

  2. Pela la cáscara con un pelador.

  3. Corta la pulpa del centro de las manzanas o rebánalas a la mitad y retira las semillas y el corazón. Retira los tallos y los trozos duros de los extremos para que todo lo que tengas sea la pulpa suave.

  4. Corta las partes que planeas usar en pequeños trozos no mayores a una pulgada.

  5. Pon los pedazos de manzana en una licuadora sin rebasar más allá de la mitad de su capacidad.

  6. Pon la licuadora en alto y licúa las manzanas a la consistencia deseada. Esto sólo toma unos cuantos segundos, así que vigila las manzanas y mézclalas sólo dos o tres segundos cada vez.

  7. Saca las manzanas molidas de la licuadora usando una espátula de goma y pon el contenido en un tazón.

Consejos y advertencias

  • Añade dos cucharadas de jugo de limón a la mezcla de manzanas y mezcla bien con una cuchara. Esto ayuda a evitar que las manzanas se obscurezcan si no planeas usarlas de inmediato. El ácido ascórbico funciona bien para esto también.
  • Guarda el sobrante de manzanas en el refrigerador hasta por tres días en un recipiente hermético.

Más galerías de fotos



Escrito por melynda sorrels | Traducido por lou merino