Cómo moler harina de judías

Las judías son un nutritivo alimento utilizados como acompañamiento o parte de ensaladas, sopas y estofados. Los vegetales suelen utilizar judías combinadas con algún tipo de fuente de almidón, como por ejemplo arroz, como una fuente alternativa de proteínas. Puedes ampliar tu uso regular de las judías preparando harina de judías y utilizándola en lugar de la tradicional harina de trigo. Este tipo de harina es libre de gluten y es más fácil de ser aceptada por los organismos de aquellas personas sensibles al gluten. Las harinas de judías comerciales suelen ser costosas, pero puedes prepararla tú mismo en tu hogar por un bajo costo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Judías secas
  • Licuadora
  • Contenedor

Instrucciones

  1. Escoge judías secas que desees convertir en harina. Los distintos tipo de judías pueden tener sabores y texturas distintas. Los garbanzos, lentejas (lentils), las judías chinas (mung beans) o las blancas (navy beans) son las elecciones clásicas.

  2. Divide las judías en pilas pequeñas para procesarlas con mayor facilidad. Agrega la primera tanda a la licuadora. Procesa las judías en velocidad alta por 30 segundos, luego detente, agita la licuadora y procesa nuevamente para asegurarte que todas se vuelvan polvo.

  3. Retira la harina de judías de la licuadora y coloca la siguiente tanda de judías y comienza a procesar nuevamente. Continúa hasta que hayas preparado harina con todas las judías.

  4. Coloca el harina en un recipiente hermético y almacénala en un lugar fresco y seco hasta que vayas a utilizarla.

Consejos y advertencias

  • Combina harinas de trigo y judías para preparar alimentos que necesiten leudar.
  • Utiliza la harina de judías para espesar sopas y salsas.
  • Utiliza un molinillo manual o automático para procesar las judías, si posees uno. Procesa primero las judías más grandes en la licuadora para hacer que el proceso sea menos laborioso.
  • Asa tus judías por unos 20 minutos a 400 ºF para un sabor que asemeje al de las nueces y para que el procesarlas sea más sencillo.
  • En lugar de una licuadora, puedes utilizar un procesador de nueces.

Más galerías de fotos



Escrito por joshua mccarron | Traducido por andrés marino ruiz