Cómo moldear zapatos sin utilizarlos

Todos tenemos un par favorito de zapatos viejos, lo más probable es que no tengan mucho estilo, pero usualmente son los más cómodos. Los zapatos nuevos necesitan tiempo para moldearse porque aún no se han ajustado a la forma única de tu pie. Antes de que los zapatos nuevos se moldeen a tu pie, usualmente se frotarán contra la piel sensible, causando ampollas dolorosas y desagrdables. Evita el dolor innecesario moldeando tus zapatos nuevos sin siquiera ponértelos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Patata
  • Bolsas de plástico de un cuarto de galón (1.89 litros)
  • Secador de cabello
  • Papel de lija

Instrucciones

  1. Pela una patata y colócala firmemente en el interior del zapato. Deja que los zapatos se asienten toda la noche para permitir que se estiren como si fuesen utilizados toda la noche. Si crees que aún no hay suficiente espacio en tu zapato, utiliza una patata más grande.

  2. Llena bolsas de congelador de un cuarto de galón con suficiente agua para llenar tu zapato. Coloca las bolsas con agua en el zapato y luego coloca los zapatos en el congelador. A medida que el agua se congela y se expande, estirará tus zapatos.

  3. Aplica aire caliente sobre el zapato. Al igual que al agua puede hacer que los materiales del zapato se achiquen, el calor puede hacer que se estiren. Utiliza el secador de cabello en tu zapato por alrededor de 10 minutos para estirarlo.

  4. Frota la parte inferior de tus zapatos con papel de lija para marcar la suela y evitar resbalos.

  5. Masajea los zapatos suavemente a mano para ayudar a aflojarlos. Toma el zapato por el talón y flexiona el zapato hacia adelante y hacia atrás para aflojar la suela. Ten cuidado de no romperla. Si el zapato lo permite, dóblalo hacia arriba y hacia abajo alguna veces.

Consejos y advertencias

  • Si no confías en el método para hacerlo tu mismo o te preocupa un zapato particular de alta gama, puedes ir a la tienda y comprar una herramienta para estirar tus zapatos sin utilizarlos. Además puede que quieras considerar un expansor de zapatos de madera, los cuales vienen en varios estilos dependiendo del tipo de zapato, o un aerosol especial para calzado.
  • El agua puede dañar algunos materiales como el cuero y la gamuza. Asegúrate de proteger ciertos zapatos antes de utilizar el método del congelador para estirar los tuyos.

Más galerías de fotos



Escrito por laura gianino | Traducido por ana grasso