Los modos en que los niños pueden ahorrar agua.

Los científicos nos dicen que solo el 1 por ciento del agua del planeta es utilizable. A medida que la población sigue aumentando, es crucial aprender los métodos para conservar este valioso recurso. Hacer pequeños cambios en el hogar puede ser muy importante a largo plazo. Informar a la población adulta es necesario para fomentar la implantación de nuevos hábitos, pero los niños deben ser participantes iguales en el aprendizaje de las muchas maneras de ahorrar agua.

Haz un recorrido

Antes de esperar que tu hijo comience a ahorrar agua, tómate el tiempo para explicarle que el agua es un recurso natural limitado que debe ser conservado. Muéstrale a tu niño en la casa y dale ejemplos de uso cuidadoso del agua y aguas residuales. Haz una comparación entre el agua de la ducha contra el uso de agua recolectada, para medir cada nivel. Proyecta esta diferencia más de una semana o incluso un año. Usa ejemplos relevantes para tu hijo, tales como "esta cantidad de agua de más de un año llenará una piscina. Dale a tu hijo el conocimiento de que, tan pequeño como él puede ser, tiene el poder de hacer una diferencia real.

Ciérrala

El agua corriente se puede convertir en galones de desechos en cuestión de minutos. Muéstrale a tu hijo la cantidad de agua que se pierde al abrir un grifo y deja que llene un balde o una jarra plástica por un corto período de tiempo. A continuación, muéstrale que el agua se puede utilizar para regar las plantas, limpiar ventanas o lavar el coche. Cuando tu hijo vea la generosidad que puede ocurrir en un abrir y cerrar de ojos, desarrollará un mayor sentido de la urgencia de cerrar la llave. Enséñale a tu niño a cerrar el grifo cuando se cepilla los dientes y abrirlo solo hasta que se vaya a enjuagar. Del mismo modo, haz que tu hijo se enjabone las manos y solo abra el grifo para enjuagárselas.

Juntar agua

Los métodos de recolección de agua varían de pequeñas y sencillos a grandes y complejos. Basta con colocar un cubo en la ducha con tu hijo o al aire libre durante la lluvia y se acumulará agua en cantidad suficiente para las plantas de interior o la limpieza de ventanas. Un sistema más grande, como un barril de lluvia, recoje el agua que corre desde el techo y en los canales de la lluvia. Los barriles de lluvia contemporáneos son decorativos y suelen estar equipados con un accesorio para la manguera.

El aire libre

Tu hijo puede ayudar a disminuir las necesidades de agua fuera de su casa y ensuciarse las manos en el negocio. La incorporación de plantaciones resistentes a la sequía en tu patio o jardín será divertida para tu hijo. La mayoría de los viveros tienen una amplia variedad de plantas tolerantes a la sequía. Haz que tu niño seleccione las plantas que encuentra atractivas. Deja que ayude en la siembra y el cuidado. Enséñale que la incorporación de compost, y mantillo y manteniendo las malas hierbas al mínimo aumenta el suelo y retiene el agua.

Díselo a un amigo

A los niños les encanta hablar. Anima a tu hijo a pasar las ideas de conservación de agua a sus amigos y otros adultos. Tu hijo puede ser pequeño, pero su influencia puede ser inconmensurable.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea peck | Traducido por jose fortunato