Cómo modificar los ejercicios si tienes un hematoma en el coxis

Un hematoma en el coxis, también conocido como huesillo dulce, es un hematoma de la parte inferior de la columna vertebral así como también dolor y presión al sentarse. Esta lesión a menudo ocurre luego de caer sobre este hueso, como al resbalar sobre el hielo o durante deportes de contacto. Si bien a menudo se recomienda reposo como tratamiento, puedes realizar ejercicios modificados, con el permiso de tu médico, a medida que te recuperas.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Haz todo el ejercicio que puedas si no sientes dolor para mantenerte en forma mientras te recuperas de un hematoma en el coxis. La National Academy of Sports Medicine, NASM, recomienda 30 minutos de ejercicio por día, cinco días a la semana para los adultos y 60 minutos diarios para los niños.

  2. Camina en una piscina, nada o toma una clase aeróbica acuática. La resistencia del agua puede ayudar a aliviar el dolor del coxis y permitirte realizar muchos ejercicios que serían dolorosos al realizarlos en tierra firme.

  3. Usa una máquina de bajo impacto cardiovascular en el gimnasio. Prueba el elíptico, la cinta para correr o el escalador.

  4. Realiza flexiones y extensiones de tríceps de pie evitando ejercer presión sobre la parte inferior de tu cuerpo. NASM recomienda un entrenamiento de fuerza una o dos veces a la semana en sesiones de 30 minutos. Completa los ejercicios en una serie de 20 repeticiones.

  5. Participa de clases de yoga y Pilates. El estiramiento suave puede ser beneficioso para reducir el dolor del coxis y prevenir más lesiones en la zona lumbar. Busca una clase en tu gimnasio o en un estudio de yoga o Pilates.

Consejos y advertencias

  • Evita los ejercicios que impliquen sentarse, levantar pesos o saltar mucho, incluyendo los aeróbicos.
  • Los ejercicios modificados para un hematoma de coxis no causan mucho dolor. Si sufres dolor intenso, suspende el ejercicio y consulta a tu médico. Podrías consultar también a un médico si experimentas un dolor que dura más de un par de semanas o es debilitante al momento de la lesión.
  • Evita las máquinas para hacer ejercicios sentados, como la bicicleta fija o la máquina de remo, durante la recuperación.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle zehr | Traducido por paula santa cruz