Cómo modificar una camisa abotonada con dos mangas muy grandes

La posibilidad de cambiar el tamaño de las mangas de tu camisa abotonada puede significar el ahorro de cientos de dólares al año en tu armario. No sólo vas a ser capaz de rescatar camisas viejas que ahora están mal ajustadas, sino que puedes transformar lo que encuentres en las tienda de segunda mano y de descuentos para que parezcan como si estuvieran hechas para ti. Con un poco de hilo, alfileres, tiza del sastre, una máquina de coser y un poco de paciencia, pronto serás capaz de reducir las mangas con facilidad.

Lo que necesitarás


Es necesario tener una máquina de coser para dar puntadas en las nuevas costuras.

Necesitará una máquina de coser, tijeras, tiza de sastre (o cualquier cosa para marcar la tela), hilos y alfileres. Si eres principiante, puede que quieras que un amigo te ayude con la colocación de los clavos, ya que puede ser difícil que sujetes con alfileres la tela tú mismo. Como alternativa, puedes usar una camisa que tenga mangas bien ajustadas como una guía para lo que debes ajustar.

Colocar alfileres en la camisa

Ponte la camisa y determina lo ajustadas que te gustaría que fueran las mangas. A partir de la axila, comienza a fijar la anchura deseada de la manga, que terminará en el puño. Puedes pedir a un amigo que lo haga, si lo prefieres. Si estás utilizando tu propia camisa como guía, colócala encima de la camisa que vas a ajustar. Pon alfileres en las mangas de la camisa a lo largo del borde, haciendo coincidir el ancho de la manga de la camisa que queda ajustada.

Marcar la camisa

Retira la camisa y ponla cuidadosamente al revés. Marca la ubicación de los alfileres con tiza de un color que contraste y que sea fácil de ver. Retira los alfileres y conecta los puntos que has hecho con la tiza. Esto marcará tu nueva costura de la manga. Lo mejor es asegurarse de que la nueva costura se conecta con la costura curvada donde la costura del agujero se une a la costura lateral. Esto proporcionará un acabado más fluido y es el método más fácil, especialmente para los principiantes.

Coser la camisa

Mientras tu camisa está del revés, usa un hilo de color que combine con tu camisa para dar una puntada recta a lo largo de la costura que has dibujado con tiza. Para evitar que la tela se deshilache, haz una puntada zigzag hacia el borde exterior de la camisa, a 5/8 de pulgadas de distancia de la puntada recta que acabas de coser.

Cortar


Corta a lo largo de los márgenes de costura para que no haya acumulación adicional de tela.

Recorta el exceso de tela alrededor de la puntada en zigzag para que no haya una antiestética acumulación de tela. Repite el proceso en el otro brazo, o simplemente doblar el brazo por encima y trazar la nueva manga sobre la manga grande. Cose la costura con 5/8 de pulgada menos que la línea que trazaste. Repite la puntada en zigzag en este lado de la manga y, de nuevo, corta el exceso de tela. Gira la camisa al revés, y estará lista para el uso.

Más galerías de fotos



Escrito por regina olsen | Traducido por beatriz sánchez