Modas adolescentes peligrosas que deberías conocer

Las modas vienen y se van, y son usualmente divertidas e inofensivas. La mayoría de los padres probablemente recuerdan alguna moda de su infancia y miran atrás con cariño y nostalgia. Sin embargo, algunas modas adolescentes son todo menos inocentes. Muchos adolescentes participan en prácticas que pueden arriesgar potencialmente sus vidas. Los padres tienen que ser conscientes de estas manías para que puedan educar a sus hijos y ayudarles a protegerlos de comportamientos peligrosos.

Relacionadas con el alcohol

Una moda en las fiestas de adolescentes es el "enema de alcohol" (alcohol enema). Esto implica derramar alcohol directamente en el ano a través de un tubo, lo cual causa que un adolescente se emborrache más rápidamente que al hacerlo bebiendo. Según Columbia University Health, esto puede resultar en intoxicación por alcohol, o incluso en la muerte, porque el cuerpo no puede absorber tanto alcohol en tan corto tiempo. Igualmente, el "vodka en los ojos" (vodka eyeballing) es otra moda. Implica derramar vodka directamente en un ojo, de una manera similar que usar gotas para los ojos. La meta es emborracharse más rápido pero según la American Academy of Ophthalmology, esto solo puede causar dolor, irritación y daño visual. El desinfectante para las manos tiene una más alta concentración de alcohol que un licor fuerte, según el Upstate New York Poison Center, y se usa en otra moda peligrosa de adolescentes. Los jóvenes beben este desinfectante para emborracharse, pero beber demasiado puede llevar a intoxicación.

Relacionadas con drogas

Las fiestas adolescentes pueden ser más que inocentemente divertidas, especialmente cuando se convierten en "fiestas farmacéuticas" (pharm parties) o "fiestas de píldoras" (pill parties). Según la revista "Time", los adolescentes asaltan los gabinetes de medicamentos de sus padres y llevan lo que encuentran para intercambiar con otros invitados. Esto puede llevar a sobredosis peligrosas, especialmente en jóvenes que llevan medicamentos recetados a las fiestas. Los adolescentes a menudo combinan las píldoras con alcohol, lo cual puede ser mortal o llevar a comportamientos arriesgados como conducir mientras se está intoxicado. La "Bebida Púrpura" (Purple drank) es una moda adolescente, y los jóvenes pueden encontrar fácilmente la receta en línea. Es básicamente una mezcla de jarabe para la tos recetado, soda y caramelos de color púrpura. También se añade a veces alcohol. La combinación puede causar letargo, impedir las habilidades motoras y causar alucinaciones. En casos raros, tomar demasiado jarabe para la tos puede llevar a la muerte, según Narconon International.

Riesgos personales de seguridad

"Surfear en auto" (Car surfing) es una nueva moda adolescente, pero es muy peligrosa. Cuando un adolescente hace esto, se para o arrodilla en la parte exterior de un vehículo en movimiento. Esta práctica puede llevar a lesiones por caídas, ser arrollado por otro auto o incluso la muerte, según los Centers for Disease Control and Prevention. Otra manía que se ha encontrado por muchos años es el "juego del ahorcado" (choking game). Cuando los jóvenes juegan esto, se ahorcan entre sí casi hasta el punto de desmayarse, lo cual puede llevar a daño cerebral o a la muerte, reporta el CDC. El "desafío de la canela" (cinnamon challenge) es otro juego que puede llevar a un daño corporal serio. Este "desafío" se trata de intentar tragar una gran cucharada de canela sin beber nada. La American Association of Poison Control Centers señala que esto puede causar daños pulmonares, convulsiones o la restricción de las vías respiratorias.

Modas adicionales

Muchos adolescentes están usando Internet y los medios sociales para humillar públicamente a sus compañeros. Esta moda se llama "vergüenza adolescente" e implica subir imágenes de otros adolescentes en situaciones groseras o embarazosas. Esta es una forma de acoso cibernético, lo cual puede llevar a depresión, ansiedad y suicidio. El juego del malvavisco "chubby bunny" es otra moda peligrosa. Implica comer tantos malvaviscos en la boca como sea posible y tratar de decir "chubby bunny" Según "U.S. News and World Report", dos niños se han ahogado hasta morir jugando este juego.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por ana maría guevara