¿Qué modales deben enseñar los padres a sus hijos?

Los modales no saben de límite de edad ni requisito, se aplicarán y beneficiarán a personas de todas las edades desde los niños más pequeños a los adultos más viejos. Para asegurarte que equipas a tus hijos con eficacia para la interacción positiva con los demás, enséñales educación básica desde el principio, informa Mary White y Mary Anne Pace-Nichols con el University of Georgia Cooperative Extension Service.

Buena educación básica

Tan pronto como el niño tenga suficiente vocabulario, comienza la enseñanza de la educación básica, sugiere White and Pace-Nichols. Decir "por favor" al hacer una solicitud y decir "gracias" cuando se recibe algo son actos básicos de cortesía que deben continuar hasta la edad adulta. Además, enseña a tu niño a decir "perdón" cuando necesita el perdón de alguien por algo y decir "lo siento" cuando necesita pedir disculpas a alguien.

Modales en la mesa

Los modales en la mesa serán una habilidad importante que permitirá a un niño comportarse educadamente en una comida. Algunos ejemplos incluyen decir "por favor" y "gracias", colocar una servilleta en el regazo y usarla para limpiarse la boca, masticar con la boca cerrada y esperar para hablar hasta después de la ingestión, informa Montessori un consultor de educación de Cathleen Haskins en el sitio web de la Universidad de Wisconsin-Whitewater. Cuando un niño llega a la edad de cinco o seis años, debe ser capaz de usar correctamente los cubiertos y tranquilamente sentarse a la mesa hasta después de que le disculpes de la comida.

Elegancias sociales

Interactuar con otras personas requiere una variedad de modales para ayudar a las personas a conseguirlo, informa Karen Stephens, directora de Illinois State University Child Care Center. Por ejemplo, si alguien da un regalo a tu hijo, enséñale que enviar una nota de agradecimiento es la respuesta apropiada. Tu nota de agradecimiento le hace saber a la persona que dio el regalo que el destinatario lo recibió y expresa el reconocimiento apropiado. Cuando albergues gente en tu casa, enseña a tu niño algunas de las responsabilidades de tener invitados. Por ejemplo, tu hijo podría ayudar a servir los alimentos y las bebidas y compartir los juguetes con otros niños que están de visita para ayudar a los huéspedes a sentirse bienvenidos.

Empatía y respeto

Aprender a respetar a los demás y a empatizar con los sentimientos es una parte integral del uso de los modales corteses, según Stephens. Al reconocer los sentimientos de otras personas, cuidar de los sentimientos y demostrar valor y preocupación, los niños aprenden a mostrar buenos modales y tratar amablemente a las personas. Enseña a tus niños a prestar atención a cómo otras personas se sienten y consideran estos sentimientos cuando interactúan con los demás. Es una forma eficaz de enseñar a tus niños las habilidades de la empatía y el respeto a estos comportamientos del modelo para tus hijos, afirma Joan E. LeFebvre, agente de la vida familiar con la extensión de la Universidad de Wisconsin.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por maria gloria garcia menendez