Mochileando en invierno en Joshua Tree National Park

En el corazón del desierto de Mojave en el sur de California, el Joshua Tree National Park atrae a visitantes durante el invierno a su clima cálido y árido. Lleva el nombre del árbol parecido al agave que cubre la parte occidental. El parque cuenta con cerca de 800.000 acres y tres ecosistemas. Ponte una mochila y camina durante días en el parque. En la mitad oriental del parque, se puede explorar el desierto de Colorado, caracterizado por fragantes arbustos de creosota, plantas ocotillo y cactus cholla. La parte más occidental del parque alberga los bosques de piñón y enebro de las montañas Little San Bernardino . El resto del parque se encuentra en el desierto de Mojave, con árboles de Josué y monolitos de granito que se elevan en el suelo del desierto.

Clima de invierno

Los días cálidos y soleados con temperaturas de 60 grados Fahrenheit hacen del invierno un momento ideal parair de mochilero por el Joshua Tree National Park. Pero ten en cuenta que las temperaturas bajan de 35 a 40 grados por la noche. Tendrás que prepararte para noches muy frías y usar ropa ligera para soportar el calor del día. El clima árido tiene muy pocas lluvias. Incluso cuando se dan los sistemas de tormentas de invierno de diciembre a marzo, se puede esperar menos de la mitad de una pulgada de precipitación en un mes determinado. Puede caer nieve en los bosques de piñón y enebro, pero generalmente se derrite al cabo de unas horas a excepción de los lugares con sombra. Incluso en invierno, tendrás que usar un sombrero y gafas de sol puesto que los fuertes rayos solares se reflejan en las rocas del desierto y pueden dañarte los ojos y la piel.

Tu viaje mochilero

Antes de iniciar tu viaje de mochilero durante la noche, pasa por uno de los 13 lugares de registro fuera de los senderos del parque. Le permitirá a los guardabosques dar cuenta de forma rápida de los vehículos dejados en el estacionamiento durante la noche, ya que así verifican si los excursionistas han salido a salvo del parque. Un mapa topográfico en el punto que entres a Joshua Tree National Park te avisará de las zonas prohibidas para poner el campamento, tales como las áreas de uso diario. A excepción de las anteriores, puedes acampar en cualquier lugar del parque, siempre y cuando estés a 500 pies de distancia de un sendero y a por lo menos una milla de una carretera. Utiliza técnicas Leave No Trace (no dejar rastros) y evita aplastar la frágil vegetación del desierto con tu campamento. Evita acampar o explorar antiguos pozos mineros, ya que son inestables. Tampoco se aconseja acampar muy cerca de arroyos, las inundaciones ocasionadas por las lluvias en las distantes montañas puede presentarse sin advertencia y arrastrarte.

Comida, agua y desperdicios

Vas a querer traer un contenedor a prueba de animales salvajes para mantener tus alimentos durante la noche. Los cuervos, mofetas y mapaches que se encuentran en el parque son capaces de rasgar las mochilas, incluso si encuentras un lugar para colgarla fuera de su alcance. Debido a que no se permiten las fogatas, debes traer una estufa portátil para cocinar. Puedes almacenar alimentos y agua en el parque durante un máximo de 14 días. Aunque existen los oasis y los agujeros estacionales de riego en el parque, el agua en ellos está reservada para la vida silvestre. Tendrás que traer por lo menos un galón de agua potable por día. Puedes llenar tu contenedor en la entrada oeste del parque, en el Oasis Visitor Center, en la Indian Cove Ranger Station o en las áreas de campamento Black Rock y Cottonwood.

Desperdicios y basura

Lleva una bolsa de plástico para embalar la basura. Encontrarás letrinas en las zonas de escalada y otras áreas de uso diario del parque, pero se prohíbe acampar a menos de 500 pies de estas áreas. Orina en las rocas para no afectar las plantas que pueden ser aplastadas por los animales salvajes que quieran las sales de la orina que dejas tras de ti. Empaca tus residuos sólidos en una bolsa de eliminación de residuos humanos o entiérralos en un hoyo de seis pulgadas de profundidad. Tendrás que guardar tu papel higiénico, ya que no se permite enterrarlo o quemarlo.

Más galerías de fotos



Escrito por jodi thornton o'connell | Traducido por mario francia