Mitos sobre correr

Correr es visto con frecuencia como el estándar para mantenerse en forma y bien, es cierto que la forma en que tu cuerpo reacciona al correr puede ser una indicación de tu salud en general. Por desgracia, los mitos sobre correr se rumoran entre los corredores e incluso expertos en acondicionamiento físico, estos podrían desanimar a algunos individuos que empiezan a correr, o peor, se dejan llevar por una falsa sensación de seguridad que correr es ejercicio suficiente para una salud óptima. Desacredita los mitos comunes para decidir si correr es lo adecuado para ti.

Correr solo es para los aptos


Es cierto que ver a los corredores rebasarte en el parque puede ser intimidante.

Es cierto que ver a los corredores rebasarte en el parque puede ser intimidante, y puede parecer que correr es exclusivamente para aquellos que ya se encuentran en forma. Pero la mayoría de los corredores se dedican a la actividad porque contribuye a la salud en general, no porque sea sólo para los grandes atletas. Al comenzar, con velocidades más lentas y distancias más largas, puedes empezar a acondicionar tu cuerpo para trotar. A menos que tengas una condición dolorosa que te prohíba correr, como la artritis, puede empezar a correr poco a poco para formar tu resistencia y tu nivel de salud.

Necesitas zapatos para correr


Si no quieres correr descalzo, cualquier par de zapatos para correr te ayudará.

Al entrar en una tienda de artículos deportivos verás que hay una pared de zapatos para correr de entre US$60 a más de US$300 por par. Y ya que necesitas reemplazar tus zapatos cada 400 millas, el precio puede sumar si eres un corredor serio. Pero comprar de zapatos caros no te hará un mejor corredor. De hecho, un estudio publicado en una edición del 2001 de "Sportscience", encontró que correr descalzo tenía ciertas ventajas sobre las zapatillas de deportes caras, incluyendo la prevención de lesiones y el consumo de oxígeno del pie. Si no quieres correr descalzo, cualquier par de zapatos para correr te ayudará.

Siempre estira antes de correr


Esto incluye un trote lento para calentar los músculos antes de empezar.

El estiramiento tradicional es cuando extiendes los distintos grupos de músculos en tu cuerpo, a menudo es visto como una preparación para correr. En realidad, esto puede hacer más daño que bien. Debido a que tus músculos están fríos y rígidos antes de comenzar tu carrera, estirarlos podría causar tirones musculares. En lugar de los estiramientos tradicionales, prueba con un calentamiento estático. Esto incluye un trote lento para calentar los músculos antes de empezar, esto te da una mayor comodidad, previene lesiones y mejora la recuperación.

Correr es ejercicio suficiente


Si bien es cierto que correr ofrece una excelente ejercicio cardiovascular para tu cuerpo, no es todo lo que tu cuerpo necesita.

Si bien es cierto que correr ofrece una excelente ejercicio cardiovascular para tu cuerpo, no es todo lo que tu cuerpo necesita. Trotar durante 30 minutos todos los días va a satisfacer tus necesidades diarias de actividad cardiovascular, pero también puede ser agotador para el cuerpo. Trotar puede ser de alto impacto, intercala con ejercicio de menor impacto, como nadar o bailar, esto puede ayudar a aliviar algunos de los dolores y molestias que pueden causar correr. También necesitarás entrenamiento de fuerza por lo menos tres veces por semana, para ayudar a fortalecer los músculos para una mejor resistencia al correr.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por sofia semo