Mitos de los alimentos ácidos y alcalinos

Entre las afirmaciones más fascinantes hechas por algunos profesionales de la medicina alternativa está la idea de que lo que comes puede cambiar el equilibrio del pH de tu cuerpo tanto como para provocar que te enfermes. Todos los alimentos, según el Dr. David Mirkin, son ácidos en el estómago y alcalinos en tus intestinos. Ninguna cantidad de alimento puede hacer que tu estómago sea menos ácido o dejar que tus intestinos neutralicen el ácido.

Autotoxicidad


Quienes creen en la autotoxicidad creen que puede causar fatiga y malestar general.

La autotoxicidad es la creencia de que tus entrañas están pudriéndose con todo tipo de toxinas, bacterias y otras cosas que te van a envenenar si les das la oportunidad. Los defensores de la teoría del desequilibrio ácido/alcalino creen que estas toxinas causan condiciones de fatiga general, malestar y hasta cáncer, y que estas condiciones pueden ser causadas por comer el tipo equivocado de alimentos y se curan consumiendo los alimentos adecuados. Las toxinas en tu cuerpo se procesan y son eliminadas por el hígado, los riñones y un sistema excretor eficiente. La única manera que pueden hacer que te enfermes es si las paredes de tu tracto intestinal son vulnerables.

Agua alcalina


Los sistemas de agua alcalina pueden ser costosos y pueden no ser efectivos.

Los fabricantes ya ofrecen sistemas de filtración de agua que pretenden aumentar el contenido alcalino del agua potable con el fin de ayudar a mantener el equilibrio adecuado de ácidos y bases en el cuerpo. Estos sistemas de filtración pueden costar tanto como US$1.000. Estudios preliminares sugieren que el agua alcalina puede ayudar a combatir la pérdida de masa ósea en mujeres menopáusicas, pero se necesitan muchos más estudios para afirmar definitivamente eso.

Cambios medibles


Tiras de pH usadas para medir la acidez.

La idea de que se puede controlar el pH del cuerpo, midiendo el pH de la saliva o la orina es a menudo considerada por los partidarios de la teoría del desequilibrio ácido/alcalino como prueba de sus afirmaciones. Sin duda, es posible medir la acidez o alcalinidad en la orina o saliva, y el comer alimentos ácidos o alimentos alcalinos mostrará una diferencia apreciable. Pero la orina y la saliva no reflejan el equilibrio del pH general de tu cuerpo más de lo que una mejilla ruborizada repentinamente puede representar de toda la temperatura interna de tu cuerpo. Prueba de ello es que se puede obtener un equilibrio de pH de 6 o menos de la orina o la saliva, pero si el pH de tu cuerpo fuera tan bajo significaría que estás muerto.

Datos sobre el pH


Tus pulmones controlan la cantidad de oxígeno de la sangre.

El pH de tu cuerpo es muy estrechamente controlado por los riñones y los pulmones. El pH normal, o el equilibrio entre ácido y alcalino, es de entre 7,35 y 7,45. Tus pulmones controlan y mantienen la cantidad adecuada de dióxido de carbono en la sangre. Cuando el nivel de pH cae por debajo de 7,35, se llama acidosis y esto significa que hay demasiado hidrógeno en la sangre. Esto puede ser causado por la hiperventilación, entre otras cosas. Los riñones regulan los niveles de bicarbonato en la sangre. Si el pH está por encima de 7,45, no tienes suficiente hidrógeno en la sangre y esto se llama alcalosis.

Realidad


Evita los alimentos con azúcar refinada para reducir la acidez.

Una dieta rica en alimentos generadores de ácido pueden causar que tu cuerpo extraiga el calcio de los huesos, debilitándolos y posiblemente contribuyendo a la osteoporosis, especialmente si eres una mujer menopáusica. Pero si no puedes pagar un sistema de filtración de agua cara, no te desanimes. Los alimentos ácidos incluyen la leche, la harina, la carne y el azúcar refinada. Elegir una dieta magra en torno a las verduras de hoja verde, frutas frescas, pescado, granos integrales y ácidos grasos esenciales debería ser suficiente para mantener los niveles de pH en un equilibrio saludable.

Más galerías de fotos



Escrito por brynne chandler | Traducido por verónica sánchez fang