La mitad de las costillas: Información Nutricional

Aunque la mitad de una porción de costillas es más pequeña que una completa no significa que sea baja en calorías. Las costillas tienen una gran cantidad de grasa, que es el nutriente más abundante en calorías con 9 calorías por gramo. Las costillas contienen además altas cantidades de proteínas a pesar de que son bajas en hidratos de carbono.

Las calorias

A media porción de costillas contiene 550 calorías que es más del 27% de la ingesta calórica diaria recomendada basado en una dieta de 2,000 calorías. Esto hace que sea un plato con grandes cantidades de calorías comparado con muchos otros platos a base de carne como por ejemplo un filete que proporciona 350 calorías.

La grasa

Esta comida contiene carne grasa así como la piel, que también contiene grasa. Como resultado una media porción de costillas contiene 37 g de grasa. De la grasa en esta parte 13 g proviene de la grasa saturada, lo que puede aumentar los niveles de colesterol. La asociación del corazón de estados unidos señala que si bien se debe consumir entre 50 y 70 g de grasa cada día se debe limitar la grasa saturada a 16 g al día. Esto significa que las costillas proporciona alrededor del 62% de la ingesta total de grasas y el 81% del consumo de grasas saturadas.

Las proteínas

Toda la carne proporciona proteínas y media porción de costillas ofrece más de 52 g de proteína, un nutriente esencial que proporciona aminoácidos, los bloques de construcción de los tejidos del cuerpo. Según MedlinePlus debes consumir 50 a 65 gramos de proteínas cada día.

Los carbhidratos

La carne tiende a ser muy baja en hidratos de carbón y la media porción de costillas no son una excepción. Éstas proporciona sólo 2 g de hidratos de carbono sin fibra. Por lo cual pueden ser adecuadas para las dietas bajas en carbohidratos. Aunque los carbohidratos no proporcionan energía al cuerpo, algunas investigaciones sugieren que la restricción de hidratos de carbono puede ayudar a perder peso. Un estudio publicado en la edición del "New England Journal of Medicine" de julio del 2008 descubrió que las dietas bajas en carbohidratos fueron más eficaces para fomentar la pérdida de peso que las dietas bajas en grasa o las mediterráneas.

Más galerías de fotos



Escrito por brian willett | Traducido por jose fortunato