Mis pies y pantorrillas me duelen cuando camino

Tus pies y los músculos de la pantorrilla tienen una enorme cantidad de esfuerzo con cada paso que das. Hay 26 huesos, 33 articulaciones, 112 ligamentos y miles de nervios, tendones y vasos sanguíneos en los pies. Debido a su complejidad, los pies son estructuras delicadas susceptibles al dolor. Las pantorrillas son también susceptibles al dolor mientras caminas.

Fascitis plantar

Según laAmerican Academy of Orthopaedic Surgeons, más de 2 millones de personas reciben tratamiento para la fascitis plantar cada año. La fascitis plantar ocurre cuando la fascia plantar, la banda gruesa de tejido que recorre la planta del pie desde el talón hasta los dedos del pie, se irrita y se inflama. La fascitis plantar ocurre como resultado del estrés colocado en tus pies. Tener músculos tensos en la pantorrilla puede empeorar esta condición. La fascitis plantar puede causar dolor en el pie, que es probable que aumente al caminar o participar en otras formas de actividad física. Esta condición puede tratarse con reposo, hielo, medicamentos antiinflamatorios, fisioterapia, inyecciones de cortisona, aparatos ortopédicos, férulas nocturnas y cirugía si las medidas conservadoras fallan.

Zapatos ortopédicos

Las decisiones equivocadas en el calzado para caminar pueden generar dolor en los pies y las pantorrillas al caminar. Invierte dinero en un buen par de zapatos para caminar o correr antes de iniciar una rutina de ejercicio. Tus zapatos deben quedarte bien. Deben ser cómodos en el talón y los dedos, y tener un espacio entre tu dedo más largo y la punta de los zapatos. Los zapatos que son demasiado pequeños o demasiado grandes pueden hacer que seas más susceptible a las lesiones. Tus zapatos deben tener una adecuada absorción de los impactos para tomar algo de la tensión de los pies y las extremidades inferiores. Si no estás seguro acerca de la forma de tus zapatos para caminar, llévale los zapatos a un podólogo o profesional de medicina deportiva para una evaluación.

Superficie para caminar

Las superficies sobre las que decides caminar pueden jugar un papel en el dolor o ardor en los pies y los músculos de la pantorrilla. Las superficies que son duras absorben menos impacto mientras corres; tales como las superficies de pavimento o cemento. Para absorber parte del impacto de tus pies y los músculos de la pantorrilla, considera caminar en una trotadora o una superficie blanda, como la pista de tu escuela secundaria local. También puedes caminar en el césped o por senderos. Ten cuidado con las superficies irregulares que puedan hacerte tropezar o torcer tu pie y tobillo.

Uso excesivo

El uso excesivo también puede provocar ardor en los pies y las pantorrillas al caminar. Al iniciar un nuevo programa de ejercicio de caminar, evita hacer demasiado, demasiado pronto. Comienza despacio y aumenta gradualmente a tu ritmo deseado. La mayoría de las autoridades de salud recomiendan que participes en por lo menos 30 minutos de actividad física cinco días a la semana. Cuando camines, permite un día para recuperarte si tienes ardor o experimentas dolor después. Asegúrate de estirar la pantorrilla, el pie y los músculos del tobillo antes de caminar. El estiramiento puede ayudar a relajar los músculos, las articulaciones, los tendones y los ligamentos haciéndote menos susceptible a las lesiones.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle zehr | Traducido por eva ortiz