¿Por qué mis piernas tiemblan después del entrenamiento?

Si alguna vez has hecho un entrenamiento para piernas impresionante e intenso, quizás hayas experimentado temblores en el músculo después del ejercicio. En la mayoría de los casos, esto es una respuesta normal que es fácil de corregir. Sin embargo, si los temblores se acompañan de náuseas, debilidad extrema o confusión, consulta a tu médico, podría indicar diabetes o hipoglucemia. El caso de los temblores ocasionales en la pierna debido a solamente un entrenamiento intenso, por lo general tiene dos culpables principales.

Entrenamiento sobreexigido

La causa más probable de los temblores en las piernas después del ejercicio es el resultado de la confusión de los nervios. Mientras entrenas, los músculos se cansan y los nervios que envían impulsos para que se contraigan se sobrecargan, provocando que los músculos tiemblen. La acumulación de ácido láctico, un subproducto de la contracción muscular, también puede resultar en calambres musculares, fatiga y temblores. Cuando esto sucede, simplemente descansar durante unos minutos usualmente parará el temblor. También puedes ser capaz de reducir este efecto aumentando poco a poco la carga de entrenamiento en lugar de tratar de ser Arnold durante tu primera semana en el gimnasio.

Hidratación y nutrición deficientes

La otra causa común de los temblores después del entrenamiento es la deshidratación y bajos niveles de azúcar en la sangre. Si te deshidratas, tus músculos tendrán más dificultades para recuperarse, lo que puede causar que las sacudidas duren un poco más. Las deficiencias nutricionales y el bajo nivel de azúcar en la sangre también pueden causar temblores. Si comienzas a sentirte mareado o inestable durante o después de un entrenamiento, bebe una bebida deportiva o come un bocadillo que contenga hidratos de carbono para aumentar tu nivel de azúcar en la sangre.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica bell | Traducido por martin santiago