Mis piernas se sienten pesadas después de un entrenamiento

Si tus piernas se sienten pesadas después de un entrenamiento, puede significar una de dos cosas. Ya sea que no has hecho una preparación adecuada para tu régimen de ejercicio o que se han dirigido a tus músculos de las piernas hasta el punto de la fatiga muscular. En cualquier caso, puedes adaptar tu programa de ejercicios para reducir el dolor muscular de las piernas, pesadez o cansancio después de hacer ejercicio. Si experimenta molestias musculares extrema, habla con tu médico.

Zapatos

Elije zapatos que se adapten a tu entrenamiento, también proporcionan la protección contra el impacto de la actividad aeróbica de alto impacto. Si estás haciendo danza u otros entrenamientos que requieren paradas rápidas y vueltas, quieres un zapato con una mayor flexibilidad y ligereza pero con suela lo suficientemente gruesa en la suela para absorber el choque de tus músculos de las piernas y los tendones. Si estás caminando o corriendo, selecciona un zapato que se adapte bien y tenga amortiguación alrededor del tobillo y el pie.

Calentamiento

Calienta lo suficiente antes de hacer ejercicio. En lugar de comenzar con estiramientos de pierna, lubrica los músculos, articulaciones y tendones, haciendo una actividad aeróbica de bajo nivel. Camina o marcha en el lugar, llevando gradualmente las rodillas más alto y bombea los brazos con más fuerza. Elevar tu ritmo cardíaco, te hace respirar más profundamente. Este proceso bombea más oxígeno en tu torrente sanguíneo y aumenta el flujo sanguíneo, entregando más oxígeno a los músculos. Después de 10 minutos, los músculos de las piernas deben estar lo suficientemente calientes como para hacer estiramientos de las piernas.

Rutina de ejercicios

Si tus piernas se sienten pesadas cada día, puede que tengas que ajustar tu rutina de ejercicios. Los corredores rápidos y otras personas que participan en ejercicios anaeróbicos necesitan descansar sus músculos de las piernas entre los entrenamientos intensos. Varía tu tipo de entrenamiento y su intensidad. Si lo haces a intervalos de velocidad o carreras de velocidad, un día, haz un entrenamiento más largo, pero de ritmo moderado al día siguiente. Si tienes que subir colinas empinadas o hacer varias sentadillas y estocadas, pasa el día siguiente nadando o haciendo entrenamiento de fuerza que se dirija a la parte superior del cuerpo y los músculos centrales.

Enfriarte

Pasa por lo menos 10 minutos después del ejercicio haciendo una actividad de enfriamiento. Poco a poco, baja el ritmo de tu entrenamiento. Desplázate con fluidez y respira profundamente para mantener el bombeo de la sangre. Suavemente estira las piernas. Si tiene algunos calambres musculares o fatiga, masajea el músculo. Si tus músculos están tensos después de un enfriamiento, utiliza una bolsa de hielo para enfriarlos o una almohadilla caliente para entrar en calor.

Más galerías de fotos



Escrito por nina makofsky | Traducido por soledad gomez