Mis piernas se cansan mientras corro

Correr puede ser una forma intensa de ejercicio, especialmente si recién estás empezando. Es normal que tus piernas se cansen cuando trotas, pero ciertos factores pueden exacerbar esto. Puedes estar trabajando demasiado duro demasiado pronto, o simplemente no darle a tu cuerpo los nutrientes que necesita para correr. Habla con tu médico sobre tus preocupaciones, y luego toma medidas para aumentar tus niveles de energía y resistencia.

Primeros pasos

Debes tener ciertas cosas en cuenta a la hora de comenzar un régimen para correr. Primero, consulta con tu médico para asegurarte de que estés lo suficientemente sano como para este tipo de ejercicio. Si tienes más de un 20 por ciento de sobrepeso, correr no puede ser realista para ti. Debes comprar zapatos buenos y adecuados que ajusten para evitar las ampollas, los calambres en las piernas y el dolor muscular, todo lo cual puede reducir la velocidad o simplemente quitarte las ganas. Mantén el nivel de la cabeza, inclinándote hacia adelante hacia tus tobillos y relajando tus hombros puede mejorar tu forma y hacer que corras más suavemente.

Demasiado, demasiado pronto

La intensidad moderada a vigorosa del entrenamiento es la recomendación estándar tanto para la pérdida de peso como para el mantenimiento, pero si eres nuevo en el ejercicio, esto puede ser demasiado para ti. Empujar las piernas demasiado duro y demasiado rápido no sólo te cansará sino que te incapacitará para completar tu entrenamiento - también puede dar lugar a lesiones. Es posible que tengas que empezar a caminar, luego progresar a intervalos de caminar/correr, y, finalmente, corridas de larga duración. Puede que tardes varias semanas para alcanzar tus objetivos con respecto a correr, pero el entrenamiento lento y constante es lo mejor para evitar la fatiga.

Intensidad y frecuencia cardíaca

Si no estás seguro de la intensidad de tu rutina para correr, controla tu ritmo cardíaco. En general, debes ejercitarte en el plazo de 50 a 85 por ciento de tu ritmo cardíaco máximo, que es de 220 menos tu edad. Esto se traduce en un ritmo de moderado a vigoroso. Cualquier cosa por encima de esto puede hacer que te canses demasiado rápido, y puedes llegar hasta este rango si es necesario. También puedes hacer algunos ejercicios de levantamiento de pesas en tus días entre carreras para fortalecer tus músculos y mejorar tu resistencia.

Dieta adecuada

Si no estás recibiendo la cantidad adecuada de nutrientes, podrías eliminar tus niveles de energía, incluso antes de empezar a correr. Debes comer carbohidratos y beber agua una hora después de ejercitarte para reiniciar las reservas de energía del cuerpo. También debes asegurarte de recibir suficientes productos, proteína magra y grasa en tu dieta, qué es lo que necesita tu cuerpo para ayudarte a correr mejor. Si vas a cortar calorías, considera consultar con un nutricionista que pueda ayudarte a diseñar un plan con tentempiés y comidas que te ayudarán y no obstaculizarán tus objetivos de fitness.

Más galerías de fotos



Escrito por lynne sheldon | Traducido por katherine bastidas