¿Por qué mis muslos están creciendo por el ejercicio?

De acuerdo a 12 Minute Athlete, es común experimentar un incremento en el tamaño de tus muslos en cierto punto durante una nueva rutina de entrenamiento. En realidad, este fenómeno no acontece exclusivamente en tus muslos, simplemente es más notorio en dicha área. En la mayoría de los casos, este problema se corregirá por sí solo a medida que progresas en la realización de la rutina, pero de no ser así, hay algunos pasos que puedes tomar.

La ciencia detrás de tu dilema


Los entrenamientos de alta intensidad pueden inducir el crecimiento muscular.

Desde un punto de vista estético, los ejercicios pueden ser diseñados para ayudarte a perder peso o ganar masa muscular, y en muchos casos el entrenamiento conseguirá ambas cosas. De acuerdo al médico Mustafa Gil, un profesor auxiliar de fisiología en la Universidad Ataturk en Erzurum, Turquía, cuando realizas entrenamientos de alta intensidad, ocupas las fibras musculares de baja resistencia conocidas como fibras de contracción rápida o glucolíticas. Las mismas, entonces, son descompuestas y a medida que se recuperan se vuelven más grandes.

La segunda mitad de la ecuación


La tasa de pérdida de peso disminuirá a medida que tu cuerpo se adapte.

La hipertrofia muscular, es decir, el crecimiento de las fibras musculares, no es la culpable en esta ocasión. Cuando comienzas un entrenamiento por primera vez, experimentas resultados significativos en el área de la pérdida de peso. A medida que progresas, tu cuerpo se adaptará a la intensidad del ejercicio y experimentarás una fase neutra en la cual apreciarás una disminución notoria en la tasa de pérdida de peso. Dicho declive en la pérdida de grasa, unido a la hipertrofia muscular, dará como resultado unos muslos más voluminosos.

Disminuye la intensidad de tu entrenamiento para desacelerar la hipertrofia


Disminuye la intensidad de tu entrenamiento para desacelerar la hipertrofia muscular.

Aunque los muslos hipertróficos pueden ser un poco alarmantes, especialmente para las mujeres, esto no es necesariamente algo malo. De acuerdo a Share Care, un incremento en la masa muscular pura ayuda a tu cuerpo a quemar calorías de forma más eficiente. No obstante, si quieres retrasar el crecimiento de tus muslos, disminuye la intensidad de tus entrenamientos. Puedes hacer esto reduciendo el peso empleado como resistencia y eliminando los movimientos explosivos, y los tiempos de recuperación rápidos entre series.

Ajusta tu dieta y la actividad cardiovascular


Ajustar tu dieta te ayudará a mantener tu ritmo actual de pérdida de peso.

Para asegurar que seas capaz de mantener una tasa de pérdida de peso segura y constante, modifica tu dieta disminuyéndola en 300 o 375 calorías por día. Introduce algunas variaciones aleatorias en tu entrenamiento, de tal forma que tu cuerpo no pueda adaptarse a éste. Puedes ajustar el peso, las repeticiones, el tiempo de recuperación y demás. La meta es que mantengas tu cuerpo en un estado de cambio continuo, de tal manera que no se pueda adaptar. Esto te permitirá mantener una tasa constante de pérdida de peso. Cuando vayas a modificar tu entrenamiento o a cambiar tu dieta nutricional, asegúrate de consultar a un médico para asegurarte de no estar incurriendo en ningún riesgo.

Más galerías de fotos



Escrito por dr. rick wallace | Traducido por jhonatan saldarriaga