Cómo ser minimalista con los niños

Quizás tu deseo de vivir una mejor vida con pocas posesiones puede verse eclipsado por la pila de juguetes desparramados en la habitación de tus hijos o no puedes llevar a toda la familia a bordo con la idea de minimalismo. Hacer cambios de estilo de vida grandes puede ser difícil al principio, pero realizar pequeños pasos hacia una vida más simple puede ayudarte a lograr tus objetivos minimalistas. Aprender cómo involucrar a los niños en crear espacios sin desorden y pasar más tiempo juntos como familia valdrá la pena el esfuerzo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Comienza con tu aventura minimalista con una nueva perspectiva. Explícale a tus hijos que las posesiones materiales no los harán felices, como lo ilustran los juguetes que no utilizan en el armario de su habitación. Habla sobre vivir de sus propios medios y no comprar una vida de deudas para mantener un estilo de vida. Ayúdalos a pensar sobre las compras que hacen (pregúntales "¿Es algo que realmente necesitas y vas a utilizar o sólo quieres gastar tu pensión?"). Deja ir la creencia de que tener objetos es importante. Sé generoso con otros, para que tus hijos puedan seguir tu ejemplo.

  2. Señala los beneficios del minimalismo en la vida de tus hijos. Di "¿notaste que sólo lleva unos pocos minutos limpiar tu dormitorio? ¡Ahora tienes más tiempo para jugar afuera!". Aliéntalos a vivir con menos objetos, pero pasa tu tiempo concentrándote en lo que es importante como relajarse juntos, ir al parque o hacer un voluntariado en familia. Déjalos que experimenten los beneficios positivos del minimalismo viviendo sin la presión de renunciar a todo de una vez.

  3. Evita llenar tu agenda con citas y actividades. Deja un tiempo para ser creativo, relajarte o probar algo nuevo. Pasa menos tiempo de compras y limpiando la casa y pasa más tiempo haciendo lo que es importante para tu familia. Considera no anotar a tus hijos en un deporte organizado cada estación, pero deja que sucedan aventuras espontáneas. Haz un calendario familiar para mantener publicado para todos lo que está por venir.

  4. Comienza la batalla contra las cosas materiales eliminando lo que tus hijos no usan. Lentamente quita otros elementos innecesarios con tu hijo, preguntándole "¿Piensas que lo vas a volver a utilizar?" o "¿Te gustaría donar esto a otro niño que podría jugar con este juguete?". Haz pilas de elementos para desechar, reciclar y donar con la aprobación de tu hijo. En el futuro dale a tus hijos obsequios de buena calidad y resistentes que duren mucho tiempo. Haz un escaneo de las obras de arte y trabajos escolares para guardarlos sin agregar pilas de desorden a tus armarios.

  5. Establece el ejemplo de la vida minimalista para tu hijo eliminando primero el exceso de posesiones personales y dejando de comprar elementos innecesarios. Habla sobre los beneficios de tener un lugar para cada cosa, de no tener desorden y de concentrarse en lo que es verdaderamente importante.

Más galerías de fotos



Escrito por kimberly dyke | Traducido por aldana avale