Minerales que estimulan las hormonas

Tu cuerpo necesita minerales para muchas funciones esenciales y no sólo para la fuerza del hueso o su estructura. Por ejemplo, el zinc, el selenio, el magnesio y el cromo también están involucrados con la producción o impulso de hormonas tales como la testosterona y la insulina. La testosterona es una hormona sexual producida en ambos sexos, pero es especialmente importante para la masa muscular de los hombres, la densidad ósea, la producción de esperma y la libido. La insulina es igualmente importante tanto en hombres y mujeres, ya que ayuda al transporte de glucosa de la sangre y en las células para producir energía. La deficiencia de minerales puede afectar negativamente a los niveles de hormonas y provocar desequilibrios.

Zinc

La deficiencia de zinc es relativamente común en todo el mundo, incluyendo los Estados Unidos. Los niveles muy bajos se asocian con concentraciones séricas reducidas de testosterona y el hipogonadismo o testículos encogidos en los hombres, según un estudio publicado en la revista "Nutrition". En los hombres que tienen deficiencia de zinc y no producen suficiente testosterona, los suplementos de zinc durante varias semanas o meses puede aumentar los niveles de testosterona a la normalidad, pero no por encima. Los investigadores concluyeron que el zinc puede desempeñar un papel importante en la regulación de la testosterona en los hombres. Fuentes naturales ricas en zinc son los mariscos como las ostras y cangrejos, pescado, carne de res y cerdo.

Selenio

Otro mineral asociado con la producción de testosterona es el selenio. Un estudio publicado en la revista "Reproducción", encontró que las ratas deficientes en selenio experimentaron la producción de testosterona baja, disminución de la función testicular y malformaciones esperma. En ratas con deficiencia de selenio, los suplementos de selenio aumentaron sus niveles de testosterona a la normalidad, lo que impactó positivamente la función testicular y desarrollo de los espermatozoides. Fuentes naturales ricas en selenio son las nueces de Brasil, pescado, pollo y carne de res.

Magnesio

El magnesio es necesario en grandes cantidades sobre una dieta regular, ya que está involucrado en muchas funciones corporales, incluyendo la regulación hormonal. Un estudio publicado en una edición de 2011 de la revista "Biological rastro Investigación Element" encontraron que cuatro semanas de suplementos de magnesio (10 miligramos por kilogramo de peso corporal al día) en combinación con el ejercicio aumenta los niveles plasmáticos de testosterona libre y total en los hombres. Los investigadores concluyeron que los suplementos de magnesio puede aumentar los niveles de testosterona sin hacer ejercicio, pero los aumentos son mayores cuando se combina con ejercicio cardiovascular, tales como las artes marciales. Fuentes naturales ricas en magnesio incluyen legumbres, frutos secos, semillas, cereales integrales, verduras de hoja verde y la mayoría de las carnes.

Cromo

El cromo es otro mineral que afecta la producción y la función hormonal. De acuerdo con la Oficina de Suplementos Dietéticos, el cromo es reconocido por mejorar o potenciar la acción de la insulina. Una deficiencia de este mineral deteriora la capacidad del cuerpo para utilizar la glucosa, lo que crea desequilibrio de la insulina. El cromo de forma dietética o suplementaria no aumenta el nivel de insulina, sino que hace que sea más eficaz. Excelentes fuentes de cromo son el brócoli, uvas, cereales integrales y ajo.

Más galerías de fotos



Escrito por andrew french | Traducido por andrew steven reyes cortes