La miel como supresor de la tos

La tos es el intento del cuerpo para expulsar moco o irritantes que se encuentran en la superficie del tracto respiratorio. Es un reflejo iniciado por la estimulación de los nervios sensoriales en el pasaje respiratorio. Puede ser particularmente molesta durante la noche, porque el toser hace imposible dormir. Se ha descubierto que la miel es una solución natural y efectiva para suprimir la tos temporalmente.

Tipos

Hay dos tipos de tos que deben tratarse de modo distinto. Para problemas de pecho donde existe flema, usa un medicamento expectorante, el cual ayudará a aflojar la flema y permitirle salir más fácilmente. Es importante que la flema no se restrinja con supresores como la miel. Para tos seca que no produce flema, un supresor puede usarse para cubrir y aliviar la parte posterior de la garganta. Este es el tipo de tos en donde la miel ha mostrado ser útil.

Función

La miel funciona cubriendo la parte posterior de la garganta, lo cual alivia en parte la irritación y evita que los nervios sensoriales se estimulen. Aunque es una solución temporal, puede ser benéfico en la noche para ayudar a dormir normalmente. Toma una cucharada de miel oralmente, o mézclala con agua caliente y limón, tanto como se necesite.

Importancia

Hay un amplio rango de supresores de la tos sin receta para tratar la tos seca, como la folcodina, el dextrometorfano y la codeína. De acuerdo con Live Science, billones de dólares se gastan cada año en medicamentos para combatir la tos y el resfriado. La miel funciona de forma muy similar a estos medicamentos, y en 2008, un grupo de investigadores de Penn State College of Medicine funciona de manera más efectiva que los medicamentos sin receta para suprimir la tos.

Beneficios

Mientras que el dextrometorfano es considerado peligroso para los niños menores a 6 años y puede causar efectos secundarios como náusea, mareo, somnolencia, fiebre y vómito, la miel trabaja de la misma forma pero sin los efectos indeseables. Además, la miel posee beneficios antioxidantes y antimicrobiales y cuesta significativamente menos.

Consideraciones

La presencia de tos puede ser signo de una enfermedad crónica seria o infección y suprimir la capacidad del cuerpo para sacar el moco y partículas podría no ser benéfico. Con tos crónica o tos acompañada de síntomas adicionales, deberá consultarse a un profesional de la salud. La miel no deberá administrarse a niños menores a un año debido al riesgo de botulismo.

Más galerías de fotos



Escrito por kim nunley | Traducido por lou merino